Sarah González: “Siro, estoy preocupada con mi estatua de cera; esta ciudad de Bayamo es muy incendiaria”

El trabajo en la oficina toda esta semana ha estado marcado por el dolor. ¿Cómo no sentirse uno apesumbrado, triste – que no es lo mismo pero es igual -, viendo esa estatua de cera que le han hecho a esa gloria del movimiento de la Nueva Trova y de la Cultura Cubana nombrada Sarah González, y no echarse uno a llorar?

Lo peor de todo, es que Sarah, la pobre, ya no tenía ni voz ni voto, ni tampoco vela en este entierro para expresarse y opinar.

“Coño Siro, ¡si pudieras entrevistarla! ¡Si pudieras viajar al más allá, tal y como hizo el gran Dante que pudo ver a Virgilio, y tú, hablarle a nuestra Sarah;” me comentó mi jefe ayer sábado por la noche a través del teléfono.

Y ya a punto de acostarme, un amigo de los años, un hombre al que vi crecer prácticamente, un hombre que me tuvo entre sus primeros espectadores antes de convertirse en el gran humorista que es hoy me dijo: “Siro, no necesitas morirte, ni siquiera temporalmente; lo que necesitas es una medium. ¿Recuerdas a Whoopie Golberg en la película “Ghost”? Algo así es lo que necesitas.”

Y pensando en la película, y en Patrick Swayze metiéndose en el cuerpo de Whoopie, o lo que es lo mismo, a Sarah metiéndose en el cuerpo de la medium, me fui a ver a la única que conozco, y a quien consulté antes de revelar su secreto de “persona que habla con el más allá“: a mi amiga Alicia Alonso.

Alicia Alonso: ¡Siro! ¡Amigo mío! ¡Qué alegría verte tan temprano este domingo! Pero pasa, pasa, no te quedes ahí parado. Has llegado a tiempo, he hecho café. Dime, ¿qué te trae por aquí?

Siro Cuartel: Coño Alicia… ¡solo tú puedes ayudarme!

AA: ¿Tú pidiendo ayuda? ¡Si tú eres el salvador de todos nosotros!

SC: Pues esta vez me tocó a mí. Alicia, ¡necesito contactar a Sarah González! Necesito que sepa lo que han hecho con ella…

AA: Ay Siro, por tu madre. ¿Has visto eso? ¡Por Dios! Ayer mismo me comuniqué con el Ministerio de Cultura, y dejé dicho que ni se les ocurra hacerme una cosa de esas. Fíjate, que yo hace un tiempo tenía un bloque de parafina guardado para eso mismo, pero luego de ver los últimos trabajos que esa gente ha hecho, desistí de la idea. ¿Tú viste ese Teófilo Stevenson? ¿Ese Bola de Nieve? ¡Martí asere, Martí! Y discúlpame el acervo cultural… a veces se me va, pero es que una ve esas cosas y se encabrona.

SC: Es de madre….

AA: Ya le di las instrucciones a Pedro. Que deje un poco para hacer un busto si acaso, y el resto que lo coja para hacer velas, que con esto del cierre de las visas en la embajada estadounidense se va a cerrar un poco la entrada de dinero en esta casa.

SC:…y uno sin poder pedirle a Sarah que diga algo…

AA: ¿Por lo de la Embajada?

SC: No, por lo que le han hecho en ese Museo de Cera. Si es que puede llamársele así.

AA: Coño Siro, reconozcámos que no es el Madame Tussauds. Es verdad; pero hay que reconocer también que esa gente hace eso artesanalmente… Coño Siro…¡Abajo el Bloqueo!

SC: Ay Alicia, deja eso… dime, ¿me ayudas a contactar con Sarah?

AA: Siro, mon amour… ¿somos amigos o no lo somos? Sabes que esto de “Medium” lo ejerzo solo con contadas personas. Mira, para que veas cuánto te quiero, y en el nivel en que te encuentras, te diré que las últimas dos personas que han venido a esta casa en cinco años para que yo les sirva de “intérprete” han sido, nuestro General Presidente Raúl Castro, que quería pedirle permiso a su hermano para hacer algo, y Nicolás Maduro, que quería hablar con Chávez. Así que…tomemos el café primero, y luego llamamos a Sarah. ¿Te parece bien?

Treinta minutos después nos encontrábamos ya listos.

Confieso que me dio un poco de miedo ver a nuestra Prima Ballerina Assoluta intentando comunicarse con el más allá; pero el miedo, rápidamente se transformó en admiración porque, si a uno le cuesta trabajo comunicarse acá, con los vivos, con todos los problemas que tiene ETECSA, eso  que hace Alicia es simplemente asombroso.

En ello pensaba cuando de pronto la vi sacudirse, convulsionar. Pedro, incansable, la sostenía por los hombros.

Siro Cuartel: Dime Alicia, ¿ya? ¿la ves?

Alicia Alonso: La veo… la veo… aunque un poco lejos, pero ya viene.

SC: ¿Dónde está?

AA: Lejos… muy lejos….¡espera!, es en Europa. Hay un cartel… ¡está en Sarajevo!

SC: ¡Qué lejos!

AA: En el más allá todo es cerca Siro.

SC: ¿Estás segura que es ella? ¿La ves bien?

AA: Bueno de verla bien no la veo bien, pero la escucho… ¡Sí, es ella! ¡Aggrrrrrrrrrr Siácara! (se le mete Sarah a Alicia en el cuerpo, y esta abre los ojos)

Sarah González: ¡Siro! ¡Mi hermano!

SC: ¿Sarah? ¿Eres tú?

SG: ¡Coño Siro! ¡No me digas que no me reconoces! ¿Tan mal me veo?

SC: ¡Ni hablemos de eso! Es que…¡Coño Sara! ¡Abrázame! ¡Desde cuándo no nos veíamos!

SG: Yo sí sé… de la vez que Abel Prieto nos reunió cuándo el viaje aquel a República Dominicana! Año 2003, ¿recuerdas? ¿recuerdas como Abel Prieto nos echó miedo con ese viaje?

SC: ¡Ah sí! Recuerdo… ¡¿cómo olvidar aquella intervención tuya!?  “Ministro, a ver, si nos van a abuchear….si hay perro calor…..si hay apagones allá…..si nos van a tirar piedras y a decirnos horrores, yo pregunto, ¿PA QUÉ COJONES VAMOS?” ¡Magistral! Aquello se vino abajo

SG: Ay Siro…. ¡cómo extraño todo esto! ¡Cómo extraño las Tribunas! Pero no estoy contenta… ¿has visto lo que me han hecho en Bayamo! ¡Por la Virgen Santísima! Yo no soy esa cosa… ¿y ese vestido rojo de donde lo sacaron? Ni que yo fuera la Lady in Red de Chris de Burgh

SC: ¡Cristo! ¡Qué crueles! ¡Lo que hay que ver! Dan ganas de llorar.

SG: No Siro, no, no llores, y dile a Nelson (Domínguez) que tampoco llore. A los héroes se les recuerda sin llanto. Y yo, aunque lo hayan olvidado algunos, soy una heroína; una luchadora,  una gloria de la música cubana, de la Cultura cubana… pero eso que me han hecho, eso me tiene muy cabrona.

SC: Ya veo… no te gustó el vestido.

SG: ¡Si fuera solo eso! Mira, Siro, me siento preocupada; con esos calores que hay en Oriente, con el calentamiento global, ¿no me derretiré?

SC: Tranquila amiga, que ahí donde estás, tienes Aire Acondicionado. 

SG: ¿Y si se va la luz? ¿No me cogerán para hacer velas?

SC: No te preocupes. Estás acoplada a un grupo electrógeno.

SG: ¿Y si se le acaba el petróleo al grupo electrógeno? He oído decir, desde allá arriba, que se ha recortado el suministro de petróleo a la isla por parte del gobierno venezolano.

SC: Tranquila, ya los rusos vinieron en nuestro rescate.

SG: ¿Otra vez los rusos? ¡Coño Siro! ¡No me jodas chico! Mira que yo… pero te soy sincera: lo que más me preocupa es que ese museo está ubicado en Bayamo. ¡Esa gente es muy incendiaria!

SC: Sí, pero muy respetuosos de la Cultura. Bayamo es el alma de la nación, Sarah; les gusta la pachanga pero, respetando a sus héroes y a sus glorias, son los primeros. Lo que sí, son tremendos jodedores.

SG: ¿Por qué lo dices? ¡No te me calles nada!

SC: Es que…

SG: Dime chico, dime, que me queda poco tiempo

SC: (apenado) Te han puesto “Cera González”.

SG: Jajaja ¡qué cabrones! ¡Ese es mi pueblo! ¡Esa es la cultura popular a la cual me entregué por tantos años!

SC: Les duele que te hayan hecho eso, pero tú sabes cómo son… a todo le sacan lasca los cubanos.

SG: No pasa nada Siro, no pasa nada… me has tranquilizado con tus respuestas. Te quiero mucho, ya me voy.

SC: ¿Ya te vas? ¿Tan pronto?

SG: Debo hacerlo; pero si otro día me necesitas, mándame a buscar. Siro, despídeme de Alicia.

SC: ¿Qué le digo?

SG: Que nos vemos pronto

SC: ¿Allá arriba?

SG: No Siro, en Bayamo; en el Museo de Cera.

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Sarah González: “Siro, estoy preocupada con mi estatua de cera; esta ciudad de Bayamo es muy incendiaria”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s