Roberto Smith (Director del ICAIC): “La gente habla de Joel, el Mago de España; que yo sepa, él hasta ahora no ha podido desaparecer ni un documental”

Caminaba yo ayer domingo por las calles de la Habana, elucubrando una justificación con la cual convencer a mi jefe del porqué no había podido hacer ni una entrevista la semana pasada, cuando una voz conocida llegó a mis oídos mientras esperaba que cambiara la luz del semáforo ahí, justo en 23 y 12.

Era nada más y nada menos que Roberto Smith, el Presidente del ICAIC; mi amigo de tantas batallas ideológicas en la UJC, que luego se convirtieron en pura basura cuando nos enteramos que Landy y Aldana, metían las manos.

Al evocar la gesta – o las gestas, porque fueron varias, y después de eso siguieron metiendo la mano todos los que vinieron detrás – El Robe suspiró y dijo: “Oh, adiós locura de mis veinte años.”

Roberto Smith: “Coño, Siro, compadre, ¡qué manera de comer cativía! Pero olvidemos eso, dime, ¿qué te trae por estos lares?

Siro Cuartel: Pensando, Robe, pensando… mañana tengo que entregar una entrevista y esta semana no me cayó nada. 

RS: Pude ver que entrevistaste a Luis Alberto García…

SC: Fue el último, sí, pero de ahí para acá no ha caído más nadie… ¡y necesito cumplir el plan!

RS: ¡No faltara más! ¿Para qué están los amigos, como dirían Dionne WarwickElton John y Gladys Knight y Stevie Wonder.? ¡Echa a andar esa grabadora!

SC: Siempre, siempre está lista. Robe, no te olvides que yo fui pionero moncadista. Pero,… a ver, ¿puedo preguntarte de todo? ¿Sin censura?

RS: ¡Yo odio la censura! Venga, Siro, no demores esto que va a llover. Dispara

SC: ¿Qué pasó con Santa y Andrés?

RS: ¡La censuramos! 

SC: ¿Pero no acabas de decir que…?

RS: Siro, una cosa es una cosa, y otra cosa, es otra cosa. Lo que pasó con “Santa y Andrés“, es que llegó en un momento inoportuno. Tuvimos que darle ñámpiti gorrión. Pero la exhibiremos, no te preocupes. 

SC: ¿Cuándo?

RS: No sé, eso no puedo asegurártelo. Muy probablemente, después que yo muera, porque mientras yo esté vivo, y al frente del ICAIC, ¡solo por encima de mi cadáver se pondrá eso en los cines! No, no, yo no me voy a joder. Y yo sí no creo en “Padrinos” ni en Jorge Luis Sánchez. ¡Estos no son los tiempos de Alfredo Guevara, ni yo tengo cara de ser un personaje literario de Antón Chejov!

SC: Pero la gente va a saber que tú…

RS: ¿Yo? Yo no tengo nada que ver con eso. ¡Nosotros le echamos la culpa a los del Festival!  

SC: ¿Y eso qué cosa es?

RS: Una estrategia, una estrategia. Igual hicimos cuando se apareció Eliécer Ávila en el ICAIC. Metimos otra cortina de humo. Fue tanto el bochorno que del tiro apareció en el Latinoamericano tocando trombón.

SC: No digo yo,… después del trompetazo que le dieron en el ICAIC.

RS: Un logro musical, diría,…. Siro, conmigo al frente, no sé si te has fijado, pero el ICAIC se ha diversificado culturalmente. Incluso, han llegado los de Hollywood a filmar.

SC: Sobre eso quería hablarte… sobre presupuestos, pagos, recaudaciones…

RS: Sobre eso no sé nada, y lo que sé no puedo contártelo. Todo el mundo quiere saber eso. ¡Me tienen tan cansado! Esa es una pregunta tonta. ¿Dónde fue a parar el dinero de Fast & Furious? Pero… ¿la gente es tonta? ¡Dónde si no!

SC: ¡¿ 23 y M ?! ¿Edith Massola? Coño, ¡no jodas! ¡Tan mosquita muerta! Eso… eso es tan mágico. 

RS:  ¿Eh sí? ¡Un verdadero pase de magia! Entró por aquí, y salió por allá. Como dicen los de la chapita: “POCA VISTA, MUCHO MAREO”

SC: Entonces… ¿estás haciendo magia?

RS: ¡Claro, Siro, claro! ¿Cómo no voy a hacer magia(s), si me entregaron un organismo en ruinas? Sin presupuesto, ¡estamos peor que los de Gibara! Sin actores… ¿quién ha quedado? Un par de ellos,… En fin, he tenido que inventar con lo poco que tengo asignado. Me he vuelto un mago. Gracias a Murillo, que ha sido mi profesor.

SC: No te creo…

RS: ¿No me crees? Ok mira, … ¡Abre los ojos, muchacho!

SC: No, si yo los tengo abiertos, pero debo tener astigmatismo o algo, porque siempre estoy viendo una nebulosa… y cuando miro a lo lejos, hacia el horizonte, veo con menos claridad aún.

RS: Pero seguro ves bien de cerca… A ver, dime, ¿qué ves aquí?

SC: Una chistera. Digo, un sombrero, déjame hablar bien para que la gente me entienda. Eso es un sombrero (chistera), pero… ¡está vacío! ¿No me digas que vas a pasar el sombrero? ¡La cosa está mala! ¡Hay crisis! Mejor llégate por el cementerio, que está ahí mismo, y profanas un par de tumbas que siempre los entierran con alguna sortija o cadena.

RS: ¡Qué bobadas dices! Siro, te haré un truco de magia.

SC: ¡Te vas a sacar algo de la chistera! ¡Qué emocionante!

RS: Mira, mira de nuevo el sombrero, ¿vacío? Mira ahora, … abracadabra, abracadabra, por Osiris y por Apis… ¡voilá! 

SC: ¡Ñooooooo! ¡Qué bárbaro! ¡Un conejo! A ver, sácalo bien, a ver si es de verdad.

RS: ¡Claro que es de verdad!.. mira.

Roberto Smith, Director del ICAIC

SC: Coño, compadre, ¿pero y eso qué cosa es? ¿Un conejo con espejuelos? ¡Jamás había visto un conejo con espejuelos!

RS: Es que este conejo no come zanahorias, y tampoco he podido conseguir el Polivit.

SC: Sí, compadre, hay tremenda escasez con los medicamentos en las farmacias.

RS: Pero dime,  ¿a quién se te parece? ¡Míralo bien! 

SC: ¡Coño! ¡No jodas! ¿Ricardo Acosta? ¿El que recién la Academia de Hollywood nombró…?

RS: ¡El mismo que viste y calza! Pero habla bajito, que de ese nombramiento no puede enterarse nadie. ¿Viste cómo lo tengo en mis manos? Mansito… y cogido por las orejas. ¡Y ni chista! A este lo desaparecí hace poco…bah, esto es bobería para mí… ¿desaparecer a alguien? ¡Es fácil! Hace poco estuve a punto de desaparecer a dos críticos de cine al mismo tiempo.

SC: ¿Y qué pasó?

RS: Les apliqué psicología, que tú sabes bien es mi fuerte.

SC: ¿Y?

RS: Entraron por el aro… no hubo necesidad de pasarlos por el sombrero, ni de usar la varita.

SC: Ño, compadre, ¡eres un bárbaro! Vaya, yo creo que ya estás pa´ competencia… yo diría que estás listo para retarte con Joel, el mago cubano que vive en España.

RS: ¿El que ganó hace poco el concurso en la TV?

SC: ¡Ese mismo! ¡Mi socio!

RS: Siro, Siro, ese es un niño de tetas al lado mío, compadre. ¡Ese hombre – que yo sepa –  no ha podido siquiera desaparecer ni un documental! ¡Yo desaparezco películas enteras! Y si no, ¡que lo diga Eduardo del Llano! Comparar a ese jilipollas conmigo… Bah!, Me voy… vamos Ricardo, ¡pa dentro del sombrero! ¡Disappear!

Anuncios

Un comentario en “Roberto Smith (Director del ICAIC): “La gente habla de Joel, el Mago de España; que yo sepa, él hasta ahora no ha podido desaparecer ni un documental”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s