Osmani García: “Siro, yo la pregunta que me hago es: ¿Por qué Ninuska no se quedó y tumbó ella a Fidel?

Heme aquí, de nuevo en Miami. ¿Quién lo iba a decir? No vine como Raiko Martin, ni Ángel Luis a cubrir el Worl Baseball Clasic porque como bien diría René Pedrosa periodista del 41, ¿qué sé yo de pelota? ¡Nada! Lo mío es otra cosa, y por eso es que me llaman, y me conocen, y mi jefe (re)conoce mi trabajo al borde de la polémica. Y por eso voy, y me muevo, aquí o allá. Como alguien dijo una vez: “el deber de un periodista no es estar donde se vive mejor, sino donde es más necesario.”

Yo no voy a “la escena del crimen” cuando ya todo está evacuado. Yo no me mido la lengua a la hora de hacerle una pregunta a un político, ni me oculto cuando suenan los tiros….bueno a decir verdad, esa violencia que yo he visto en otras latitudes no se ve en Cuba, pero pelota no sé mucho, aunque mi amigo Jorge Ebro me está enseñando.

Ahora que menciono a Ebro me he acordado que tengo que mandarle el W-2. ¡Y cómo vienen este año Jorgito! ¡El IRS viene que corta!

En fín, llegué ayer a Miami, a cubrir el Carnaval de hoy en la Calle 8, y… ¡qué clase de Carnaval me he encontrado! Mi amigo Osmani Garcia, una de las personas que más he entrevistado en mi larga y exitosa carrera como entrevistador de las estrellas, fajao a pecho limpio, como el Rajá del cuento del Antílope Doradao.

¡Miami es mía, mía. mía! ¡Yo soy Miami!, vociferaba Osmani desde el piso 30 del Quantum y yo, que venía por el Palmeto y la 25 lo escuché cuando dijo:

¡Ustedes son una pila de pencos!

Justo ahí no pude contenerme y lo llamé, y le dije: “Osmani, borra esos vídeos“, y me contestó: “Tú lo que tienes que hacer es echar pa´ ca que la cosa está mala; peor que cuando Sevcec.”

Así que me monté esta mañana en el 836 rumbo este, que por suerte es domingo, porque de Lunes a Viernes no hay quien se monte a las 9am en el Dolphin Expressway para ir hacia la playa. Luego cogí la 395 y llegué.

Osmani García:  ¡Siroooooooooooooooo mi hermanoooooo! ¡Qué bien que estás aquí! ¡Siempre oportuno! Ven coño, ven conmigo para el balcón. Vamos a echarnos un taco. 

Siro Cuartel: Osmani, Osmani… uno, yo no fumo eso. Dos, estamos en Florida, no en Oregón.

OG: Coño verdad… Siro es que estoy emocionado. Ayer le canté una pila de cosas a dos o tres pencos ahí. Siro, intenté ser decente, pero coño al final me volé como una cafetera. 

SC: Ya te oí, ya te oí…

OG: Pero… ¿viste? solo dije una mala palabra, y me di cuenta cuando la dije, y me disculpé. 

SC: Ya te oí, ya te oí…

OG: Es que coño Siro, tuve que cantarle las cuarenta a tres o cuatro penquitos ahí. Aquí muy valientes,  pero ¿allá? Y aquí te lo dicen por Facebook, porque en la concreta, en el face to face, cuando te ven en la calle, o siguen de largo, o te dicen: “Coño Osmani, ¿una fotico?“. Por eso les dije que no se hagan los locos, que el que escacha los discos es amigo mío, y le pido prestada la aplanadora y les paso a todos por arriba.

SC: Ya te oí, ya te oí…

OG: Coño Siro, se te quedó pegao el “Ya te oí ese”

SC: Así estabas tú ayer con el Yo soy Miami… Bueno, dime, ponme al tanto, ¿así que el ambiente está enrarecido?

OG: ¡En candela! Siro, yo iba a cantar ahora en el Festival de la Calle 8, en la Tarima de Univisión, pero me bajaron. Supongo que por el brete del año pasado con Sevcec y la pasta de dientes. Yo me había disculpado y todo, con Gloria Ordaz, pero nada, me pasaron la cuenta.

SC: ¿Y te dolío mucho eso de que te “bajaran de la tarima”?

OG:”Siro, no voy a negarte que me dolió; pero yo, lo tomé con calma, me eché un taco, y me dije: ¿Se jodió Univisión? Me voy con Univista Insurance”

SC: Lo veo claro, más que claro.

OG: El único artista que estuvo ahí, el otro día recogiendo cosas para los cubanos varados en México, y mira como me descargan compadre… 

SC: Es una pena, pero bueno si de algo te sirve el consuelo, al menos no fuíste el único criticado. Dicen que las penas compartidas tocan a menos; también a Gente de Zona, la tal Ninuska le echó con el rayo. Osmani tú que vives ahora en Miami, ¿sabes cuánta gente escucha a Ninuska?

OG: Pocos, y muchos ni la escuchan bien, y otros están en un Foster Home. Siro, yo soy amigo del que escacha los discos, y él me dijo: “No le hagas mucho caso a Ninuska, que cuando tiene sinusitis se pone nostálgica y le da por hablar sandeces.”

SC: Es que….

OG: Siro, desde que yo me eché la breva esa en Oregón, yo sabía que iba a haber jodienda; porque al final lo que hay es tremenda envidia.

SC: Entiendo.

OG: Esa Ninuska, es una frustrada, que se casó en una iglesia aburrida, y no en un lugar romántico como yo, que me casé en Las Vegas. Sufre porque no ha estado donde yo he estado, navegado en un yate por los mares de Córcega, siguiendo la ruta de Napoleón. Esta así porque en su programita de radio no la escuchan 10, 15, 20, 25 mil personas como me han escuchado a mi, porque yo en Facebook en un momentico tengo miles de views, y likes. Ella sufre, porque no ha tenido la dicha de donar un par de zapatos como le doné yo a Rubiera… No tiene un disco de Oro,… Siro, ¡ni un aparato pa hacer discos de guayaba con queso tiene esa mujer!

SC: Ya voy comprendiendo.

OG: ¿Sabes por qué está así? ¡Porque no puede calentar el Party como lo caliento yo! Que busque al Yuka, pero conmigo sí que no la coja.

SC: Yo la ví ayer en el Home Depot. Yo fuí a hacer una llave…

OG: ¿Y te la quitó?

SC: ¿Cómo que me la quitó? No chico, no, la ví y ya, yo seguí por mi rumbo y ella por el suyo.

OG: Es que hasta en eso anda… calentando, inflando, formando atmósfera. ¡Después de vieja! Siro, yo lo que me pregunto es: “¿Por qué Ninuska no se quedó y tumbó ella a Fidel?”

SC: Con el suegro, que era militar, y tenía tropas bajo su mando, y experiencia… hubieran juntado un par de escopetas y se hubieran alzado. Si Fidel, que no tenía experiencia militar, triunfó con 12 hombres y 7 fusiles. ¡Cuánto no podía haber hecho Ninoska, con su familia y 10 ametralladoras! Era una familia numerosa, al menos un batey de un central americano hubiesen ocupado.

OG: Sin dudas, mirándolo así, en el papel, tenían más posibilidades de triunfar que las que… ¿Por qué no se monta en una lancha y regresa? Muy cómoda ella, alentando a las masas. Y el pobre Alexander. Lo llamé y me dijo: “Tranquilo hermano, tranquilo, ya he tomado mis medidas.

SC: ¿Escondió las llaves  de la ciudad de Miami?

OG: No, pero se contrató una brigada para controlar el acceso a las tarimas, cuando toquen en Cuba.

SC: ¿Una brigada?

OG: Sí, ahora para subir a la tarima a bailar hay que pasar por delante de un comité, que está compuesto por: un miembro de la Oficina del carné de identidad; dos funcionarios del Registro Civil, una secretaria de Oficoda, un auditor de la ONAT, y una cajera de Comercio y Gastronomía. No un cangrejo, ¡ni un mono se podrá trepar a la tarima!

SC: Al Cangrejo le costará trabajo subir.

OG: Al Cangrejo no; al más majá de los majáes le va a costar sangre, sudor y lágrimas subir a bailar en la Tarima con Gente de Zona. Deberán presentar, Original y dos copias de una Certificación de Nacimiento, una carta Aval de los CDR como que reside en el país, dos fotos 2×2, una declaración de impuestos del año anterior ,y 250 pesos en moneda nacional, para que le den el pase.

SC: ¿Doscientos cincuenta? Eso para el nieto de Raúl es una bicoca. Si el tío tiene un yate, qué le costará decirle al sobrino: “Sobri, coge este pescao y subéte pa´esa tarima y despelótate.”

OG: La cajera estará en cambio de turno. Coño Siro, que cuando te digo que todo está cuadrao, está cuadrao.

SC: ¿Y si el concierto es “afuera?” 

OG: Todos esos documentos deberán ser legalizados previamente en Consultoría Jurídica Internacional. Siro, ¡que todo está estudiado, hombre!

SC: ¡Tremendo lío este! Compadre, ¿y qué culpa tenemos nosotros de eso? Si nosotros nacimos después de la Zafra de los Diez Millones.

OG: ¡Eso mismo me pregunto yo! ¿Qué tengo que ver yo con la política, si lo mío – lo de nosotros – es la música? Y darle orgullo, y representar, y llevar nuestra bandera por el mundo.

SC: Y tú… te fuiste de Cuba, viniste para esta ciudad a evolucionar, y de verdad que… no veo mucha evolución aquí, con esa manera de pensar tan de guerra fría. De verdad te lo digo,… por eso nunca me fuí de Cuba.

OG: Siro,  yo nunca me fuí, solo vivo más lejos….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s