Nieto de Raúl: “Siro, cuando yo siento el reggaetón es una cosa que no está en mí. Como diría Carilda: “Me desordeno amor, me desordeno.”

Luego que esta mañana comenzara a circular en la web una noticia que aseguraba que Raúl Guillermo Rodríguez Castro se había dislocado una cadera bailando el domingo en la matiné del Johnny, fui prácticamente sacado de la cama y envíado de urgencia al Comité Central a confirmar la veracidad de la noticia, y entrevistar a Raúl Guillermo si era posible. Por suerte, en esta ocasión al llegar al edificio del CC no hubo más problemas con mi nombre. Incluso, da la casualidad que estaba en la garita el mismo custodio de la vez en que fui a entrevistar a Ramón Machado Ventura.

Pasa Siro, pasa; ya tú eres como de la familia,” me dijo el hombre. En ese instante me vino a la mente Silvio Rodríguez y su tema “Ojalá”.

A decir verdad, me temía que tal engendro noticioso que circuló la noticia dijera mentiras, siquiera verdades, pero debo confesarlo: ¡me dio una alegría del carajo encontrarme con alguien al que prácticamente vi nacer!

No digo que “lo cargué en mis brazos” porque sería faltar a la verdad, pero sí que lo recuerdo bien chico, jugando a las bolas y a los escondíos; al burrito 21 y a la quimbumbia ¡Ah, y a los policías! ¡Qué tiempos aquellos! Hoy los fiñes juegan con un puto tablet…

También recuerdo, que Raúl Guillermo desde pequeño era una fiera bailando. En la primaria, en el Círculo de Interés “Amiguitos de Lecuona”, en la Escuela al campo… ¡pa´qué hablar de eso! No miento: era, es, una estrella bailando.

En fin, que me agradó verlo de pie, como el caguairán.

86721225-AB8E-401B-ADE4-EB0D33DCDFB5_w650_r0_sRául Guillermo Rodríguez Castro, (Nieto de Raúl): ¡Al fin llegas Siro, al fin! Ya iba a mandar a buscarte compadre.

Siro Cuartel: Deja, deja, que después en el barrio se forma tremendo chisme. Déjame a mí, que yo llego por mis medios, pero llego. Tarde pero seguro. Sin prisa, pero sin pausa, cómo nos enseñó tu tío abuelo.

RG: Compadre, es que aunque no lo creas, me da sentimiento cada vez que oigo que un tipo de tu talento anda por ahí cogiendo botellas. Sin dudas esto de la Pirámide Invertida en este país no lo resuelven ni los egipcios.

SC: Culpa de tu abuelo…

RG: ¿Lo de la Pirámide?

SC: No, de que yo coja botellas. Él fue quien nos recortó la gasolina al 50%.

RG: Las circunstancias Siro, las malditas circunstancias… 

SC: No, si yo lo entiendo, ya sé que el suministro de petróleo de Venezuela se ha recortado… y fíjate, me confieso: vine con el último suspiro del mes. Vaya, sabes que no le pido favores a nadie, pero te agradecería que me resolvieras un poco.

RG: ¿De qué mi hermano?

SC: De gasolina chico. ¡Si puedes fíjate!; si puedes, dame más gasolina.

RG: (bailando) Dáme más gasolina, a mi me gusta la gasolina, dáme más gasolina….

SC: Para para para, ¿qué es eso compadre? ¡tan temprano y ya formas el perreo! Hay que ver que te gusta bailar. ¡Siempre te gustó!

RG: Coño Siro, que cuando yo siento el reggaetón es una cosa que no está en mí. Como diría Carilda: “Me desordeno amor, me desordeno”

SC: Sí sí, yo sé que el baile es tu vida.

RG: Y cuidar la vida de mi abuelo.

SC: Sí sí, la de nuestro presidente. ¡Y muy bien que lo haces! Te lo agradecemos, que seas así, dedicado, que no le pierdas ni pie ni pisada.

RG: Yo con los pies…

SC: De verdad que eres una fiera bailando. Siempre me he preguntado, ¿qué es para ti la música o el baile?

RG: Coño Siro, no sabría decirte. La música es algo sublime para el alma divertir. En cuanto al baile… no sabría como explicarte.

SC: Explícate, explícate que pa´eso vine. Todos los cubanos te conocen como un tipo misterioso, callado, sin embargo te has revelado como un gran bailarín. Dime, ¿qué es para ti el baile?

RG: Siro, yo siempre he oído decir que la música, el baile, más que una manifestación artística, es un sentimiento. Quien no siente el baile, es un patón. En mi caso, es algo que no sabría describirte, definir. Como una bolita que me sube y que me baja. Ay, que me sube, ay que me baja.

SC: Pero hay bailarines y bailarines. Lo tuyo… y te lo digo sin adulación, ¡es de otro nivel! ¿Dónde aprendiste esos movimientos desaforados? ¿Es así como liberas las tensiones? ¿Gastas la energía? ¿Combates el stress?

RG: Te cuento Siro, que estos movimientos los aprendi de Michel Maza, y son como los de mi abuelo: impredecibles y con un efectooooo…. ¡peor que el invernadero! ¡Tengo a todo el mundo loco!

SC: Nada más que te falta la farola y bajarte el pantalón. Bueno, también te falta el Charangón detrás.

RG: ¿Cómo que “El Charangón”?

SC: Quiero decir, la Charanga detrás; La Charanga Habanera. 

RG: ¡El Maestro David! Oye Siro, tú que estás siempre detrás de la última… ¿Sabes si David todavía anda buscando una cantante femenina para su orquesta? Iba a proponerle a mi tía, a Mariela. ¿Crees que se niegue?

SC: ¡Muchacho! Eso es como si Yeni dijera que quiere volver con los Van Van. ¡Va a negarse, ni negarse! Si se niega, él se lo pierde. 

RG: Yo no canto, si no estuviera en La Charanga. Bueno, me he subido a la tarima con ellos, con micrófono en la mano y todo, pero lo mío es el baile.

SC: Te vimos, te vimos…

RG: Yo lo que sí hago es bailar. Oye Siro, ayer mismo me compararon con Felix Erviti. Me dijeron así: “Lo único que te falta, es alguien como Christi Domínguez” 

SC: ¡Woooow!

RG: ¿Y Miguel Angel Masjuán? ¡Antier me llamó desde Miami! ¿Y Rebeca Martínez? Rebeca anda como loca conmigo. Dice quiere hacer algo conmigo.

SC: ¿Harás pareja con Rebeca?

RG: Pensaba… pero los del MININT no me lo aconsejaron. Alguien conocido por ellos no le fue muy bien al parecer.

SC: Tendrás otros planes entonces…

RG: Me propusieron como asesor del programa ese nuevo que salió, la versión moderna del Para Bailar. Por cierto, Los Hermanos Santos también me llamaron. Quieren venir a que yo los enseñe.

SC: Naaaaa, ¿tú enseñar a Los Hermanos Santos? ¡Eso sí que no, fíjate!

RG: Sí compadre. Oye Siro, esa gente se quedó atrás. Ahora ya el casino pasó de moda. Pobre Adalberto. En fin, los Hermanos Santos quieren que yo les enseñe “el perreo”

SC: Cintura cintura…

RG: (bailando) Perreo perreo… Siroooo , ¡no me provoques! 

SC: Coño compadre, si hasta nos hemos desviado del tema de esta entrevista, pero ya veo que todo era una mentira. Estás bien, yo te veo bien, esta mañana dijeron que te iban a operar de la cadera, que la tenías dislocada.

RG: ¡Qué locura! Siro, sigue haciéndole caso a esos periódicos digitales que te vas a embarcar. Te lo he dicho: Granma y Juventud. Esos son los tipos para mantenerse informado. Nada más necesitas. ¡Ah, y Cubadebate! Pero ese no sale en papel. ¡Lástima que no tengas internet en tu casa! ¿Por qué no te mudas para la Habana Vieja? Puedo gestionarte un plan. Vaya, hasta puedo darte un módem.

SC: Coño compadre… no me hagas sentir mal.

RG: Pero anímate vamos, eso le pasa a cualquiera. Por suerte  ya estamos tomando medidas contra las publicaciones digitales en Cuba

SC: ¿On Cuba?

RG: Ese también se va.

SC: Sniff, Sniff…

RG: Vamos chico no llores más. Tendrás además el Trabajadores, el Tribuna… Oye, no te conozco, anímate, que te veo… no sé como explicarte… ¿nostálgico? ¿Te pusiste así por lo de la censura digital?

SC: No mi hermano… es que me hablaste de Christi Domínguez, Miguel Angel Masjuán, Rebeca Martínez…

RG: Felix Erviti, Adalberto Álvarez…

SC: Para Bailar… Los Hermanos Santos…sobre todo esos dos: ¡Los Hermanos Santos!

Anuncios

Un comentario en “Nieto de Raúl: “Siro, cuando yo siento el reggaetón es una cosa que no está en mí. Como diría Carilda: “Me desordeno amor, me desordeno.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s