Iroel Sánchez: “Siro, en Cubainformación y en Aporrea hay plazas disponibles para todos”

¡Cuanta alegría me dio volver a ver a mi amigo Iroel esta mañana!. Todavía cojea del accidente, pero él dice que “está firme”, y eso me puso tan contento… ese optimismo, esa fe ciega en su inamovilidad,… ¡es un gran tipo sin dudas! Y lo mejor de todo es que no es el único.

Andaba por el Registro de Propiedad, y le dije que quería hacerle una entrevista.

¿Otra más?, me preguntó y entonces le dije que sí, que si él aceptaba yo lo entrevistaba.

iroel

Iroel Sánchez: Coño Siro compadre, ¡mira que tú insistes!

Siro Cuartel: Contra chico, perdona… estoy luchando mis frijoles sin robarle nada a nadie. ¡Yo no le robo ni los sueños a la gente! Simplemente estoy colaborando. Solo eso… perdona vaya, si te molesté.

IS: ¡No chico! ¿Qué pasa? ¿Somos o no somos? ¿Sabes lo que admiro de ti? Que siempre andas preparado. ¡Se nota que eras un pionero moncadista!

Siro Cuartel: ¡Siempre listos!

Iroel Sánchez: ¡Que viva la Revolución cojone! Vaya, disculpa mi exabrupto, ¿si?

SC: ¡Que viva! ¡Que viva! En Mulgoba Iroel,…

IS: ¿Qué pasa con Mulgoba?

SC: Nada, te iba a hacer un cuento, pero pensándolo bien… mira, pasemos a la entrevista, que se nota que estás apurado.

IS: Sí, vine aquí rápido, a gestiones personales. Voy a inscribir una cosa ahí.

SC: ¿Un auto?

IS: ¡Ojalá!, pero no. Vengo a inscribir un término, que es más bien una corriente filosófica, moderna, muy actual y trascendente.

SC: ¿Un término? A ver, termina, explícate.

IS: “El Iroelismo”, así le he llamado. 

SC: Y… ¿sobre qué trata?

IS: Consiste en aplastar ideas.

SC: ¡Qué bien! ¡Cómo sabe mi jefe de eso! ¿Y qué me dices de Chang? ¿El director del Vanguardia? ¡Todo un maestro! ¡Y Norelys Almaguer! 

IS: Precisamente ella fue la que me recomendó venir aquí. Como tú sabes, ella es la que patentizó el termino de la viralidad inducida.

SC: Yo pensaba que lo que era inducida era la corriente… ¡qué buenos profesores de Física yo tuve en la Lenin, Iroel! Ya no los hacemos así… ¡qué lástima! ¿A dónde hemos llegado?

IS: Deja ver… bueno, estamos en Playa, lo que no sé qué Avenida es esta. Mira, pero aplastar mediante el “iroelismo” no es así como así, eso requiere su técnica.

SC: ¿Qué es?

IS: El copy and paste. No me mires así. Yo sé que no soy creativo como tú, … ¡uno tiene que aprovechar lo que tiene! A ti te gusta inventar, yo copio y pego, y entre cada pegao meto dos líneas inventadas por mi.

SC: Me haces sentir mal compadre. ¡Yo no pensaba que escribir era tan fácil!

IS: Con ese copy and paste me he pegado unos cuantos viajes.

SC: Dime Iro, ¿qué piensas de la nueva restricción a los periodistas oficiales?

IS: ¡Una excelente idea!

SC: ¿Y…de qué van a vivir ahora?

IS: ¡Ojalá yo pudiera responderte esa pregunta! Pero Siro,… ¡coño Siro, que tú estuviste becado en Fy3ra! Sin elevador, comiendo arroz con col, sopa de col y cerelac en el desayuno, y no te quejabas tanto. ¿Te moriste? No, y mira dónde has llegado.

SC: ¡Cierto! Oye, ¡y a mí nadie me dio la luz! Tremendos apagones que yo me he mandado. ¡Y nunca flaqueó mi espíritu!

IS: Como dice la canción ¡Nadie se va a morir menos ahora!

SC: Si no lo hice cuando tuve mis momentos, ahora no me puede dar por eso…

IS: Pero bueno, fíjate tú, si esta Revolución es infinita en su bondad, que ninguno de esos que ahora han sido “expulsados” de Oncuba, o de El Toque, o de Progreso Semanal, quedará sin empleo. ¡La Revolución no abandona a sus hijos!

SC: ¡Bien dicho!

IS: Todo el que se ha quedado sin pincha, o sea, el que ahora no pueda colaborar con ningún medio alternativo, tenemos plazas para él. 

SC: ¿Si? ¿Dónde? Va y hasta yo me embullo.

IS: En Cubainformación , y en Aporrea. Eso sí, ¡hay que hablar bien del proyecto socialista! Ahí, hay plazas disponibles para todos, … son bienvenidos.

SC: ¡Alabao Iroel! ¡Qué gran noticia! ¡Se van a poner tan contentos! Oye, ¿tú sigues colaborando en esos medios?

IS: ¿Y quién me lo va a prohibir Siro? ¿Tú?

SC: ¿Yo? Si yo no mando ni en mi casa… vaya lo digo, como ahora ha sonado el bombazo ese, pensé que a ti también te lo habían prohibido. ¡Ño compadre! ¡En Cubainformación con mi socio Manzanares! Pero… ¿esa gente paga por artículo?

IS: ¡Ni un kilo prieto! Ahí se colabora por convicción. Lo único que si, a cada rato cursan invitaciones para viajar al extranjero, y ellos cubren los gastos.

SC: ¿Cuántas invitaciones te mandan?

IS: Una, pero Siro, ¡un revolucionario no anda exigiendo mucho! Si con una basta ¿para qué quiero dos? Además, esto no se puede convertir en un gallinero, que tú sabes bien que  en un gallinero, lo que hay es poco huevo.

SC: Como nos enseñó la Revolución… ¡hacer más con menos!

IS: Lo que tienen que tener calma Siro, y no desesperarse… todo llega a su momento. Como dice Raúl: Sin prisa, pero sin pausa.

SC: ¿Y cuánto más tenemos que esperar?

IS: ¿Aquí dices? No sé, tengo que esperar que me llamen. Si hubiese tenido 5 cuc hubiese resuelto hace rato, pero en este país ya nadie te resuelve de gratis nada.  Hay que esperar. 

 

Anuncios

Un comentario en “Iroel Sánchez: “Siro, en Cubainformación y en Aporrea hay plazas disponibles para todos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s