Hugo Cancio: “Siro, tú viste el local qué reducido. Evidentemente, esa fiesta no podía ser para todo el mundo.”

Una de las satisfacciones más nobles que uno puede sentir como periodista es asistir a un lugar en el cual en cada centímetro cuadrado exista un colega tuyo del gremio. Ya sea ejerciendo funciones, o no, como en cualquier redacción nacional.

Me gusta ver cuando hay periodistas “a pululu”, pero no reunidos. No me gustan las reuniones.

Por eso fue que, aunque no fui invitado – debido a un lamentable descuido – y aunque mi tía Edelmira siempre me aconsejaba que “dónde no seas invitado no eres sobrado”, decidí darme una vueltecita este viernes 3 de junio, por Macaya Gallery a eso de las 7.00pm a la fiesta que Oncuba celebraría con motivo de su 4to Aniversario.

Debo decir que el nombre de Macaya no me gusta, como tampoco me gustó que el cartelito que se regó por todos lados estaba escrito en inglés. ¿Cuál es la guara con el idioma del enemigo? ¿Cómo un cubano cubano puede palpar el momentum si te lo disfrazan en un idioma extranjero? ¿Oncuba no es una plataforma bilingüe?

Pero a pesar de todo fui… y no me sentí bien. Esperaba encontrar rostros conocidos, rostros de personas que habían trabajado en ese medio. Gente que se rompió el lomo desde el mismo inicio; desde cero. Gente que… ¡para qué hablar de eso!

Me fui, claro y me dije: “Luego llamo a Hugo (Cancio) y me disculpo… o le pregunto.

Pensé no hacerlo, hasta que ayer sábado me decidí y lo llamé por teléfono.

Ring Ring Ring….. ring

Hugo Cancio: Aló, aló ¿quién llama?

Siro Cuartel: Hugo ¡mi amigo! Soy yo, Siro Cuartel.

Hugo Cancio: Coño, mi hermanooooo, ¿qué te pasó ayer? ¿no viniste? Oye, tenemos que vernos mira que me debes una.

Siro Cuartel: ¿Yo?

Hugo Cancio: Sí, tú mismo… lo del Ferry… ¿recuerdas?

Siro Cuartel: Coño, Hugo, compadre, te he dicho ya mil veces que no fui yo… y tú insistes con eso… mira, te llamo porque…. yo ayer fui al party tuyo… pero Hugo, coño,… es que…  ¡no sé cómo explicarte!

Hugo Cancio: Venga hermano… un revolucionario no teme a las dificultades. Es mejor ponerse colorado una vez, que rosado 20 veces. ¿Qué sucedió?

Siro Cuartel: Coño Hugo, que ahí había una pila de gente metiendo con la cara. Vaya, hasta matando el hambre con las croqueticas y la ensalada fría; pero gente que debió estar ahí… ¡no estaba! Y eso me dolió.

Hugo Cancio: Nuevos aires corren, Siro… estamos cambiando en Oncuba. Incluso, hemos traído gente nueva. Por ejemplo, al maestro Alexis Díaz Pimienta.

Siro Cuartel: ¡Pimienta y pica-pica! ¡Eso me cuadra, la décima! Oye, ¿estás oyendo música? ¿qué es lo que se escucha ahí en el fondo?

Hugo Cancio: Música de la buenaaaaa.

Siro Cuartel: ¿Yomil y el Dany? ¿Jacob Forever el Inmortal? ¿Hasta que se seque el Malecón?

Hugo Cancio: ¡Keine reggaetón Siro! ¡Keine! Escucho a Paco de Lucia… Entre dos aguas se llama la canción.

Siro Cuartel: Coño suena lindo eso… ENTRE DOS AGUAS….

Hugo Cancio: ¡Lindísimo! Te decía, Siro, que estamos cambiando el personal.

Siro Cuartel: ¿Otra vez? Ahí siempre están cambiando. La gente dura menos que un merengue en la puerta de un colegio. Un entra y sale que….

Hugo Cancio: No dan la talla qué te voy a decir. Se van…

Siro Cuartel: Si no les pagan…

Hugo Cancio: Coño, Siro, mi hermano, … eso fue una vez nada más que me atrasé en el pago. ¡En que brete me metí! Tuve que doblar el lomo en los warehouse y en las flores ahí en el Doral. ¡Y gracias al juez ese que me tiró el salve en el juicio contra Tomasito! Si no… pal Booty Trap me hubiera tenido que ir. En fin, que saldé todas mis deudas.

Siro Cuartel: ¿Deudas?

Hugo Cancio: Siro, Siro… si tú supieras… ¡tengo más deudas que un país del Tercer Mundo! Bueno, tenía, ya estoy levantando. Pero a ver ¿a quienes no viste?

Siro Cuartel: Al barbuíto… al mejor que tú tenías ahí.

Hugo Cancio: Coño, ese me quería joder. Cada textos que metía ahí que vaya… por poco me embarca completo; No no no, ese no lo quiero ver ni en pintura. No, ¡no lo invité! ¿Pa´ qué? ¿Se lo merece? Verlo ahí me provocaría problemas.

Siro Cuartel: Coño, tanto tiempo contigo desde el inicio… tanto tráfico que te le dio al sitio. Se lo merecía, digo yo.

Hugo Cancio: Bah… ¿a ver, a quien más no viste?

Siro Cuartel: Coño, tampoco vi a tu primera editora, a la dientusita… la que era de Matanzas.

Hugo Cancio: ¡Matanzas con esa también! ¡Tampoco fue a la fiesta!

Siro Cuartel: ¿Pero por qué?

Hugo Cancio: Ñi ñi ñi ñi ñi…. Con esa vocecita. Además, es una fiera ¿y si me roba mis nuevos inversores? ¡9.15 con ella!

Siro Cuartel: Me hubiera gustado ver a Carlita… ¡no la conozco personalmente!

Hugo Cancio: Yo decidí que hasta que no se investigue bien su árbol genealógico no verla ni en la cuadra de enfrente. Ese apellido me da unos escalofríossssss…  en Puerto Padre ese apellido era peor que decir “Ahí viene el coco” … ¡pa´ allá, pa´ allá con la Carlita!

Siro Cuartel: Tampoco vi a Charlie Morales…

Hugo Cancio: En Cuba, no le dieron VISA.

Siro Cuartel: Tampoco vi a Yuris.

Hugo Cancio: Hace rato que… oye, ¡ese hombre se esfumó! Pero déjame ver… no, ¡tampoco lo invitamos! Oye, … mira, el último texto… ¡por poco me embarretina! Se formó una ahí que pa qué te cuento. ¡Pa´ afuera con él también! No party to him.

Siro Cuartel: Ni a la mulatica, que estuvo dos años de editora…

Hugo Cancio: Ya sé quien dices. ¿La que ahora es bartender en Miami Beach? No, tampoco la invitamos.

Siro Cuartel: Coño, si sigo diciendo nombres… es que ¡no ví a nadie! Mucha gente americana, caras  que…. Ya te digo. Si quieres sigo diciendo nombres de gente que no ví y que debí haber visto. ¡No sé cómo pudiste! Lo único que te faltó, fue invitar a Alejandro Cantón.

Hugo Cancio: Yo le cursé una invitación como amigos vaya, para evitar rencores… y así se lo escribí en la misiva: “Amigo Cantón…”

Siro Cuartel: ¿Y qué te respondió?

Hugo Cancio: Muy fula su respuesta. Me dijo, “tú no eres mi amigo, amigo de qué” y por ahí pa´allá una pila de improperios. Na´… yo me dije: “Hugo… Silva una melodía, que no todos tienen la dicha…”

Siro Cuartel: ¿De ser bonito?

Hugo Cancio: No, de Vivir del Cuento. ¿Qué culpa tengo yo que Pánfilo me prefiriera a mí? ¿A ver?

Siro Cuartel: Sí, sí, ¡yo sé que tú eres incapaz! Aún así, no me da la cuenta compadre… sigo pensando que debieron invitar a…

Hugo Cancio: Di instrucciones muy precisas… mira, Oncuba ha cambiado mucho.  Queremos romper con nuestro pasado. Enfocarnos más en el futuro. Diversificarnos. Otra Cuba es posible.

Siro Cuartel: ¿Cuba Posible? No no, tampoco ví a Roberto Veiga… ni a Leinier. Mira Hugo… ¡aléjate de esa gente! ¡Son el demonio! Y tiran una cascarilla… ¡pregúntale a Iroel!

Hugo Cancio: Yo con ese no hablo, Siro. Pero… ¿no ves con quienes yo me codeo? ¿No me ves siempre con la gente del Jet Set? ¿De la High Life? ¿Dónde voy? ¿Dónde me invitan? Soy un hombre de confianza… de éxito, del stablishment… y tú me hablas del envidioso y mente estrecha ese.  Además, seamos objetivos… tú estuviste en el local. ¿Viste qué espacio más reducido? 

Siro Cuartel: Por lo que pagaste, aquí tú sabes bien que el pago es según los metros cuadrados.

Hugo Cancio: Justo el que necesitábamos… evidentemente esa fiesta no era para todo el mundo. Mira, te repito, venimos barriendo… de modo silente… escoba nueva.

Siro Cuartel: ¡Rompiendo con el pasado! Coño Hugo… cuando yo sea grande quiero ser como tú. Y si fuera editor, quisiera ser como Milena.

Hugo Cancio: Milena se ha vuelto mi mano derecha… ¡tachando es una fiera! Mira, hay editoras que duran dos años, como la bartender, … esas son buenas. Otras que duran cuatro años, como la de Matanzas… son aún mejores. Y están las editoras como Milena. Esas, ¡son las imprescindibles! Bertold Brecht.

Siro Cuartel: Coño… ¡que ni a mí me invitaron! Y sabes bien que yo he colaborado con Uds… poco, pero un par de chicharitos que… vaya, por lo menos una cajita con cake me merecía en el party ese del viernes.

Hugo Cancio: Ahí te doy toda la razón. En eso sí se equivocó Milena. Le dio esa responsabilidad a una persona que ella conoce en el INDER pa que la ayudara con las invitaciones y…

Siro Cuartel: ¡Alabado sea el Santísimo! ¿Cómo que al INDER compadre? Si los del INDER no se acuerdan de nadie. ¡Ni de los de ellos se acuerdan! Se olvidaron de Lázaro Junco, de Julita Osendi, de Yasel Porto, ¡hasta de un historiador se olvidaron!  En fin, todas eran caras nuevas. ¡Y las mujeres… llenas de bottox y con radiesse hecho! ¡A la que sí me dio tremenda alegría ver fue a Tahimí! Déjame decirte que la vi, y le fui pa´ arriba con tremendo embullo.

Hugo Cancio: Rostros nuevos…. Eso queremos, gente nueva… que nos dure.

Siro Cuartel: Si no les pagas…

Hugo Cancio: Coño Siro, estás como Ofelia.

Siro Cuartel: Hugo, ¿y ahora qué escuchas? ¿David Blanco?

Hugo Cancio: Yes

Siro Cuartel: ¿La Pachanga?

Hugo Cancio: (tararea) “Mueve la Pachanga que mi banda es la que manda… que mi banda es la que manda”

Siro Cuartel: A mí la que me gusta de él es otra. La que dice: “Fiesta, que rico es todo y que malo es nada…” pero ahora mismo con esto que hablamos me trae malos recuerdos.

Hugo Cancio: Siro, tú eres muy sentimental. Tienes que tener un poco de Sangre fría. Como un Bloody Mary. ¿You know?

Siro Cuartel: Yo lo que me pregunto… cambiando el tema de la música, del cual tú absolutamente no sabes nada,…  si estás tan apergollao con la astilla, ¿cómo es que siempre estás pinchín?

Hugo Cancio: Consejos de Juantorena. ¡Dressed like ten spirits! Cumple esa máxima y triunfarás, Siro. Hazme caso.

Siro Cuartel: Aunque te caiga Alhzeimer… mira, ¡yo me muero como viví!

Hugo Cancio: No, tampoco invitamos a Silvio. Coño, yo creo que a Milena se le fue la mano con lo de las invitaciones.

Siro Cuartel: Sí, muy recio… muy recio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s