Víctor Mesa: “Heriberto e Higinio me tienen un miedo que se cagan”

vm
Siro Cuartel entrevista a Víctor Mesa en las gradas del Victoria de Girón

Esta entrevista no debió haber sucedido nunca. Y lo digo con sinceridad. Yo nunca escojo a mis entrevistados. Mis entrevistados me escogen a mí, sí, pero de primera opción. ¡Ustedes no tienen idea de la cantidad de solicitudes que llegan a DDR para que yo entreviste a fulano o a mengano! Así que recibir un “descarte” no es algo a lo que esté acostumbrado. Además, a esta gloria deportiva de Cuba yo la he entrevistado dos veces. ¿Por qué habría de entrevistarla una tercera? Y aunque había un motivo (y fuerte) me rehusé en un inicio. Luego me puse a pensar que Elsa Ramos, a quien hace unas horas le dieron el Premio por la Obra de Toda una Vida, entrevista una vez por mes a Frederich Cepeda, así que me dije: ¿por qué no? Y acepté.

Y la conversación comenzó difícil. Mi entrevistado, a quien hay que reconocerle que dice las cosas de frente, me dijo: Te he mandado a buscar porque ya no confío en nadie. Tu amigo me hizo 4 preguntas y hasta el Jimmy de La Joven Cuba que no sabe nada de pelota se dio cuenta de que aquello #nosirvió. Luego me fui a Colón, a buscar al otro amigo tuyo, al hipster, me dicen que ya no está en Colón, sino en México. En fin, me quedé sin nadie. Por eso es que te he llamado. 

Siro Cuartel: Gracias, Víctor. Debo confesarte que desde la última vez que nos vimos nuestra relación quedó un poco dañada. Al menos a mí tu rechazo…

Víctor Mesa: ¿Mi rechazo? Yo solo rechazo a los estudiantes. Y a los que hacen preguntas tontas. ¿Cuándo fue que te rechacé? ¿Dónde?

SC: En Miami,  en el Real Café. Yo estaba de visita. Me acerqué a ti. Te comenté que me gustaría contar con un testimonio tuyo breve acerca de la Serie Nacional y me dijiste: “Coño, compadre, ahora no, estoy aquí tranquilo, tomándome unos traguitos. Más tarde”.

VM: Ah, pero te dije MÁS TARDE.                

SC: Yo creo, Víctor, que tú no has entendido. A mí me piden las estrellas. Yo no tengo que caerle atrás a nadie. Tú serás El Show, pero a mí me llueven las propuestas de grandes personalidades para que sea yo, y solo yo, quien los entreviste. Parece que ese día te diste unos tragos de más, porque cuando te sentaste al lado de Yaser Porto hablaste… cantidad. ¡Aún tengo el vídeo de lo que dijiste! Pero no lo he enseñado… tranquilo. Soy un periodista muy discreto.

VM: Bueno, a ver, dejemos eso a un lado. Mira, te mandé a llamar porque como sabes, ¡otra vez estoy en el ojo del huracán!

SC: Perro huevero… 

VM: Mala mía, lo sé, pero me cansé de ser el sofá. Mira, Siro, a mí antes me gritaban muchas cosas. Me acostumbré a que me dijeran PAYASO. En el Latino, no había palabra que no me dijeran. Sí, pero no estas. ¿Payaso? Ok. ¿Mono? Ok. ¿Negro mono? ¡Hasta esa la aceptaba! Pero Siro, esto de ahora… no sé sí puedas escribirlo tal y como yo te lo diga…

SC: Si algo me caracteriza, Víctor, y por eso es que todos preguntan por mí, es que mis entrevistas no se editan. Lo que me dice mi entrevistado YO LO PONGO.

VM: ¡Me gusta eso! Bueno, mira, este es el listado de “nuevas ofensas” 1) MARICÓN, 2) ME CAGO EN TU MADRE, 3) SINGAO. Amén de la ya tradicional HP.

SC: ¡Joder! ¡Qué fuerte!

VM: Lo mismo les gritan a los árbitros. ¡Y no pasa nada!

SC: ¡Mierda! (disculpa). Oye, cuando yo iba al estadio, siendo fiñe, lo más fuerte que escuchaba decirle a un árbitro era CUCHILLERO. ¡Cómo cambian los tiempos!

VM: Siro, déjame contarte que todas esas “bellezas” me las han dicho por todas las bandas, en todos los estadios, delante de soldados rasos del MININT, de capitanes de la PNR, con la presencia de autoridades del Gobierno Provincial, de la Asamblea Provincial, de dirigentes del INDER, invitados extranjeros, en juegos televisados o sin televisar, y jamás, escucha esto, JAMÁS, ni los soldados del MININT, ni los capitanes de la PNR, ni las autoridades del Gobierno Provincial, ni las de la Asamblea Provincial, y muchísimo menos los dirigentes del INDER, han hecho un llamado a la cordura, al respeto ni al respecto. ¿En qué nos hemos convertido? ¿En animales prehistóricos? ¿Los juegos se suspenden SOLO si del público arrojan diez botellas al terreno? ¿Qué tengo que esperar? ¿Qué tenemos que esperar? ¿Que nos maten? ¡Ya por poco uno de mis peloteros mata a otro que era mío a batazos! Y sí, claro, ¡muy mal por él! Pero ¿qué p… había que esperar…?

SC: ¡Víctor! 

VM: Disculpa, me exalté… en fin, dime, ¿qué diablos había que esperar? ¿A que mataran a mis peloteros a pelotazos? ¿Qué coños estaba haciendo ese árbitro? Es un desparpajo total. Días después de eso, no sé si recuerdas, le meten un pelotazo completamente intencional a otro pelotero. El árbitro, para evitar que sucediera lo que sucedió con el mío, expulsa inmediatamente al pitcher. Entonces se recibió una llamada…

SC: ¿Una llamada?

VM: Sí, una llamada del más allá.

SC: Iya mi ile odo

Iya mi ile odo

gbogbo aché

Y ché mi sa ra ma woo eee

Iya mi ile odo

 VM: ¡Aché para ti, muchacho! Bueno, el hecho es que después de esa llamada al árbitro lo sacaron de home, y lo mandaron para primera.

SC: ¡Una base por bola intencional!

VM: Más bien un conteo de protección. Mira, Siro, yo tengo mi carácter. No siempre he actuado bien. Lo sé. Sé también que se me ha tirado la toalla. Pero ya esto es incontrolable.

SC: ¡Me haces llorar! Pensaba…

VM: ¿En qué?

SC: En el Hombre Nuevo.

VM: ¡Vaya! ¿No será en el Hombre de Neandertal? Coño, compadre… vamos a ponerle seriedad a esto.

SC: ¡Eso quisiera yo! Pero… Víctor, seamos optimistas. ¡Esto no lo arregla ni el médico chino! ¿Sabes una cosa?

VM: ¿Qué?

 SC: ¡Me has hecho recordar tanto la película PLAFF!

VM: Si fueran huevos los que me tiraran… ¡hasta una balita de gas por poco me tiran una vez!

 SC: Y además déjame decirte algo más.

VM: ¿Qué?

SC: ¡La culpa no la tiene el imperialismo yanqui!

VM: Lo sé…

SC: ¡Ni el bloqueo!

VM: Lo sé…

SC: ¡Ni Osmany García tampoco!

VM: La culpa… la maldita culpa…

SC: ¡No la tiene nadie!

VM: ¡Ni el negro ese!

SC: ¿Qué se puede hacer?

VM: ¿A mí me preguntas? ¡Si ni siquiera se habla de eso! ¿Tú has visto a Higinio, o a Heriberto hablando de esto? ¡Ningún periodista logra acorralar a esta gente! ¡No se dejan!

SC: No nos dejan… si nos dejan…

VM: ¡Nadie se atreve! ¡Se les jode el viaje! ¡Les desgracian la vida! Yo he tenido mis desafueros con la prensa, pero jamás, JAMÁS he llamado a nadie y he ejercido presiones para que sancionen a nadie. Esta gente sí lo hace. ¡Son una mafia!

SC: ¡Menos mal que yo trabajo en DDR! ¡De las que me he librado!

VM: En realidad… todas las excusas que dan, cuando no les queda más remedio es hablar grosso modo de las deficiencias de la pelota cubana. ¿Pero mencionan a Higinio? ¡No hay mayor deficiencia en la pelota cubana que Higinio Vélez! ¡Un tipo que hasta ha sido partícipe de la entrega de un pasaporte falso a un pelotero cubano! Un tipo que delante de media Cuba, en la TV, reconoció haberle entregado el dichoso pasaporte falso a Alfredo Despaigne. HV… si casi que dice HIV.

SC: De madre… oye, pero hace una semana de tus declaraciones y no han salido a refutarte.

VM: ¿Refutarme? Na, si estoy seguro que si los presionaran de Cubadebate (por ejemplo, por mencionar lo único serio, dónde único trabaja gente seria)  lo primerito que van a decir, la primera condición que van a poner para dar la entrevista va a ser esta: NO HABLEMOS (NO ME PUEDEN PREGUNTAR) DE VÍCTOR MESA. Así cualquiera da entrevistas.  Y si no, ¡que venga Randy Alonso a desmentirme! Siro, ¿tú conoces a Randy Alonso?

 SC: ¡Claro! ¡Mi amigo de la FCOM! 

 VM: Pregúntale ¿por qué no le hacen una entrevista a Heriberto y/o a Higinio? O… ¿por qué no hacen una Mesa Redonda sobre esto que he denunciado? ¿Por qué no hicieron una Mesa Redonda cuando lo de Urquiola? Pregúntale. 

 SC:  ¿Y por qué crees que ni Heriberto ni Higinio quieran hablar sobre ti?

 VM: ¡Porque no les conviene! ¡Yo les sé mucho a ellos! Déjame contarte algo en exclusiva. ¡Higinio y Heriberto me tienen un miedo que se cagan!

 SC: ¡Alabao, compadre! ¡Qué fuerte está eso! Y yo que pensaba…

 VM: ¿Qué pensabas?

 SC: Que ellos no hablaban porque no les daba la gana de hablar.

 VM: ¡También! La impunidad, Siro, la impunidad. Este país es una impunidad TOTAL. ¡Absoluta! Por eso me largo. Porque ya lo último que falta es que me maten, que me cosan a puñaladas. A mí o al hijo mío. ¡Ya hasta hay un tipo por ahí inventando entrevistas y poniendo a la gente en ridículo! ¡Si Olguita lo coge… lo ripea!

SC: ¿Olguita? ¿La de los tamales?

VM: No, mi esposa.

 SC: Siento una pena…

 VM: Y yo presiento que todo irá a peor. Urquiola le cantó las cuarenta a todo el mundo. ¿Qué pasó? ¡Nada! Luis César también se puso farruco. ¿Qué pasó? ¡Nada! Se han hecho los de la vista gorda. ¡Hasta de mentirosos los han acusado! ¡De revoltosos! Ya esta pelota no es la pelota que soñé para mis hijos.

 SC: ¿La pelota? Yo diría que…

 VM: Desde que el Comandante se retiró, se le ha sacado el pie completo al deporte. ¡Y el Chino se ve que no está pa´ eso! Y todavía el otro imbécil, en plena Asamblea Nacional justificando el 5to lugar obtenido en los Panamericanos con cada cosas. ¡Poco le faltó para culpar a Juana de Arco, a Pushkin…!

 SC: ¡Qué migraña me ha dado!

VM: Siro, ¿tú crees que Higinio renuncie? ¿Tú crees que renuncie Heriberto?

 SC: El Hombre Nuevo no renuncia, Víctor. Lo expulsan. ¡Lo soplan pa´arriba! ¡Lo promueven! O como mínimo, le regalan un piyama. 

Anuncios

5 comentarios en “Víctor Mesa: “Heriberto e Higinio me tienen un miedo que se cagan”

  1. jajajajajajajajajajja coño Siro la verdad, tienes una memoria prodigiosa, segunda se te ocurren cada cosas que de veras me parto de la risaaaaaaaaa!!!!! Una MESA REDONDA DE ESOS CHANCHULLOS??!!!!!!!!!!!!!!!!!!! JAJJAJAJAJAJAJAAAAJAJAJAJJAAAJ, ERES EL MEJORRRRRRRRRRRRRRRRRR JAJJAJAJAJA

    Me gusta

    1. Lo que pasa es que victor sabes que en el extranjero se gana mas dinero que en cuba como todos sus socios ya ya se han hido y no dudestu siro que a victor le hayan hecho una buena propuesta cuando el fue a miami y esta formando ese show de que sida y la de su familia corre peligro para despues que pasen unas semanas abandone el pais para trabajar en otro pais todo eso es un cuento chino y uds. Como periodista se lacreen tengan los cojones de preguntarle si todoese circo no esta relacionado ccon alguna propueta de otro pais

      Me gusta

  2. Lamentable ha donde ha ido a parar la cultura de un pueblo que siempre ha sido destacado por sus buenos modales y valores..”.La guapería”; corriente social erróneamente exaltada por muchos grupos de reguetoneros y desgraciadamente por algunos malos soneros, y que debería ser seriamente analizada y juzgada como delito en el código penal cubano por la cantidad de muertes y lesiones que ha producido, se ha apoderado de todos los ambientes sociales causando daños irreparables. No soy de los que les grita a un árbitro o director de equipo por jugada o acción en ningún deporte ; aunque a veces se me escapa una palabrota pero sin dirección . Lo que pasa en la pelota cubana pasa en el boxeo , en la lucha , en el atletismo , el voleibol y todos los deportes… Mandan los políticos y aunque la política se manifieste en todos los sectores de la vida… toda la vida no puede ser una política y sobre todo cuando un pueblo completo la considera errada y nadie se preocupa al menos por averiguar! No conozco a Victor Mesa en lo particular , ni soy tan fanático de su forma de dirigir pero pienso que como ser humano , deportista , hombre y padre de familia merece respeto!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s