Natalie Portman: “Traía mi vestido del Black Swan, pero en la Aduana me lo quitaron”

   

portman
Natalie Portman junto al staff de La Guarida. En el margen derecho inferior, el periodista Siro Cuartel.

                                                                       A GD, que I never said I couldn´t do it.

He vuelto al trabajo. Tempora nomini incluído, pero el oficio, los reconocimientos, mi labor de tantos años no pueden opacarse así como así. Ni con plumazos ni con denuncias para presentar ID a las autoridades pertinentes.

De nada vale que me lancen a un rincón, porque mi nombre aún tiene un peso. Y hablo de “peso” pero no al que ustedes seguramente están pensando.

¿Pues que esperaban Uds? Si entrevisté a la Hilton, a la Campbell y hasta a Sandokan, ¿cómo creen que podría pasar desapercibida mi audacia periodística a los ojos de una bella y grandísima actriz como Natalie Portman? Sus palabras aún retumban en mi orgullo, cuando acosada por unos periodistas oficialistas dicen que dijo: “Mi no querer Granma. Tú buscarme a Siro y yo hablar. Si no, NO WAY. ”  Eso fue lo que me dijeron.

De vuelta pues… al corre corre, porque así trabajo yo. Con sustos, con prisa.

Siro, dale para La Guarida – me dijo mi jefe – y como que yo sepa en la Habana hay una sola Guarida y mi salario es en moneda nacional, otra vez pensé que a mi jefe se le había zafado un tornillo.

Muchacho, que Natalie Portmann está preguntando por ti. 

Y con muy poca Concordia en mi conciencia (y en mi estómago, pues no había siquiera desayunado) pues me fui, Neptuno arriba y a pie, a entrevistar. Que esa es mi verdadera profesión: la entrevista. Y ahí, nadie me pone un pie delante. Ni Cao, ni Sevcec, ni Carlucho.

Ella estaba sentada. Cuando me vio enseguida me hizo una seña. Llegué, me saludó, me invitó a acompañarla y yo a tanta insistencia, y tanto vacío, acepté. Y en lo que el plato venía, encendí mi equipo.

Siro Cuartel: Un placer …. ¿Natalie? ¿Puedo decirle así?

Natalie Portmann: ¡Pues claro! Así me dice Jimmy, Larry, Oprah ¿por qué tú no lo harías? ¡tú eres grande también! lo que no vives allá. ¡Ya tendrás tu chance! ¿Y si te invito?

SC: (atajándola) ¡Yo encantado! 

NP: Pues… ya veremos ¿eh? Sabes, la última vez, estuve con Ellen…

SC: ¡Con esa degenerada! Si Manzanares la coge… en fin, Natalie, please, que no sea como las Cartas de Invitación que me prometió mi familia de España en los 90´. 

NP: I regret…

SC: Bueno… ¡sería perfecto que regresaras! Es mejor si la gestión la hacemos en Consultoría Jurídica Internacional. Pero no voy a insistir, porque después piensan que estoy interesado en viajar. Natalie, dime… ¿cómo te ha ido? ¿a que has venido?

NP: ¡Bien! Me ha ido perfecto. Todo ha sido maravilloso. Todos. El único problemilla ha sido en la Aduana. Custom is… ¿Puedes creer que me quitaron mi laptop? Una HP…

SC: ¿La aduanera? 

NP: Es que yo traía también un tableta…

SC: ¡Para lidiar con esa gente necesitas una tira entera de aspirinas! ¡Si lo supiera yo! 

NP: Luego me llevaron a un cuarto. Y trajeron a los fitosanitarios.

SC: ¡Mon Dieu! Pero ¿y eso?

NP: Según las leyes – eso me lo explicaron después – solo se pueden importar, por persona, 500 plumas de color negro al país. 

SC: ¿Bolígrafos?

NP: No, de aves. Es que el vestido que yo traía… 

SC: Ahhhhh ¡el de la película!

NP: ¡Me encanta ese vestido! Pero Alicia me había pedido que lo trajera. ¡Y me lo quitaron!

SC: ¿Viniste a hacer un casting? ¿Vas a bailar con el BNC? ¡Aprovecha, que con tantas deserciones están que le meten mano a cualquier cosa! 

NP: ¿Comment ça?

SC: Bueno, no es tu caso claro… No comenzarías desde cero ¡Tú ya tienes experiencia!  ¡Eres una gran bailarina! ¡You are The Black Swan! Dime, ¿bailarás con el BNC?

NP: No, yo vine a hablar de negocios. Y también a relajarme un poco. ¡Too much stréss in Hollywood Siro!

SC: Bueno, dame uno… si es mentolado mejor.

NP: Yo te habló del stréss en Hollywood. Aquí…

SC: ¡Se ve que llevas pocos días acá! ¡Se ve que traes divisa! 

NP: Aquí se vive distinto Siro. ¡Don´t say no!

SC: ¿Decir NO? ¿Decir qué? ¿Decir? Bueno, depende…

NP: Que este es un país completamente distinto del cual yo vengo.

SC: Jajaja, en eso… ¡coincidimos completamente!

NP: Algún día tu sabrás de que te hablo. Algún día tú…

SC: Entonces viniste a hablar con Alicia Alonso? ¿La viste? ¿Qué te dijo?

NP: Se puso muy contenta al verme. Estuvimos conversando por horas. Ella quiere que yo dé, aparte de los 20 chavitos, otros veinte más (al menos) 

SC: ¿Cuáles 20 chavitos?

NP: Los que le pagan a cada bailarina. ¡Un salario muy bajo creo! 

SC: Sí, Natalie… una costumbre muy triste esa, la nuestra y ¡muy cubana también!Mira, según sé, sumadas ambas monedas a duras penas las chicas (y los chicos bailarines también) cobran algo cercano a los mil pesos.

NP: Pero yo suponía que en las giras les pagaban más. Por ejemplo, en Puerto Rico, cuando fueron…

SC: No sé que te dijo ella, pero déjame aclararte algo. ¡Las leyes del bloqueo genocida impidieron ese pago! Tuvieron que pagarles por detrás del telón. Cien dólares que…

NP: ¿Cien dólares a cada una? ¡Qué poco! 

SC: Bueno, eso les dijeron, pero sólo les dieron 50… los otros 50 “fueron para la MTT”.

NP: Mi estar muy perdida Siro. Tú hablar de algo que yo desconocer. Mi no saber, mi no comprender… ¿Emeté what?

SC: No te preocupes, que a veces yo no entender tampoco Natalie. En la distancia…

NP: Con tanta ilusión que yo venía, y ahora, mirarme en ese espejo. ¡por eso es que se está quedando sin bailarinas! Acosta…

SC: A costa del sacrificio de otros que…

NP: Siro, me parece que necesitaremos un traductor. Mi español no ser muy bueno. ¿Conoces a un buen traductor? ¿O traductora?

SC: Conozco uno… bueno no, ese no. Ah mira, conozco una, periodista, su inglés es de barrio pero…

NP: ¿De Barrio?

SC: ¡Eso es lo último que hay por acá! Pero dicen (a mi no me creas) que su inglés es como el de Sofía Vergara en Modern Family.

NP: ¡Wow! ¡Un desastre natural! Mejor seguimos… en lo que traen la comida. Hello Siro, ¿sabes que fue Beyoncé quien me recomendó este lugar?  

SC: A mi también me lo habían recomendado, pero no había venido.

NP: ¡Es muy chic! 

SC: Como mi salario.

NP: Está tan bueno que me quedo sin palabras.

SC: Y si yo vengo por mi cuenta…

NP: Imagino que un periodista de tu categoría no tenga tiempo a veces para…

SC: Natalie, ¡el tiempo es lo de menos!

NP: Pero yo venir aquí, no puedo pasar de incógnita como quisiera. A veces quisiera no ser actriz; no ser famosa.

SC: Y yo a veces quisiera no ser periodista… hay determinados momentos en que pierdo la fe. Como los bailarines del BNC que se quedan desperdigados por el mundo ¿entiendes?

NP: Sigo sin entender… ¿que los impulsa? ¿qué es lo que los motiva a dejar una compañía tan prestigiosa?

SC: Los cantos de sirena, los cantos, oyen cantos…

NP: Oh my God! Es terrible eso… yo también he sentido voces. Sí, yo también… y creéme, no tiene un final feliz. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s