Baby Lores: “Siro, que digan lo que quieran: Tengo a Elegguá tatuado en mi brazo”

babyAún recuerdo cuando iba a Cienfuegos a visitar a mi tía Edelmira en las vacaciones. Recuerdo que ella vivía a una cuadra de la piscina olímpica. La calle se llamaba (o aún se llama supongo, porque en Cuba todo está cambiando) Santa Clara. Y en esa calle, muy cerca de la piscina olímpica, había nacido esta excelsa figura de la música cubana. Su casa, que está al lado de mi tía tiene esta tarja en el portal:

Aquí nació Yoandys Lores González, más conocido como “Baby Lores” un gran renovador de la música cubana. Después del Benny Moré, lo más grande que ha dado Cienfuegos musicalmente

Y llegué a Cienfuegos hace unas horas, nada más y nada menos que reclamado por este ¡qué digo reguetonero!… ¡Mozart del reguetón!

Siro Cuartel: ¡¡Baby hermanazo!!! ¿Y eso que me has mandado a llamar con tanta urgencia? ¿Planeas regalarme una entrada al Hotel Jagua a uno de esos conciertos benéficos por los que cobras 25 cuc?

Baby Lores: Siro, amigo… sé que en estos instantes duros, solo tú me puedes ayudar. He sido llevado a una encerrona.

SC: ¿Pero… cómo? ¿Quién osó?

BL: Un muchacho que trabaja en Oncuba. Dijo que me quería entrevistar… y me ha enredado. ¿Pero sabes una cosa? ¡Sé que tú me salvarás! Es más, que digan lo que quieran. No sé por qué me preocupo: Yo tengo a Elegguá tatuado en mi brazo.

(muestra su brazo con orgullo)

baby-lores-4

SC: A mi más bien se me parece a… Fidel. ¿Es un Elegguá de verdad?

BL: Ya esta viejo… me lo hizo Francys ¿se ve feo?

SC: No, tampoco así. 

BL: Lo que importa es que me abre los caminos. Los tenía cerrados, y desde que me lo tatué todo se me abrió. En Cuba, porque en Miami no me funcionó. ¡Por poco no me dejan ni salir del aeropuerto! Y eso que ahora tengo dinero. Pero… ¿sabes qué? me preocupa mi estabilidad económica.

SC: Jajajaja no me hagas reir Baby. Oye, hablando de dinero… me extrañó Baby, que aquella vez, hace muchos años en el Supermercado Arizona, me dijiste: Siro, estoy preocupado. No tengo estabilidad económica. Y me enseñaste una monja. O sea, un billete de cinco pesos.

BL: Estaba dura la cosa…

SC: Por eso quería preguntarte. Ahora tienes 20 mil dólares y te veo diciendo lo mismo.

BL: Yo extraño aquella época. Para qué mentirte. Yo era más feliz con aquellos cinco pesos, yendo para los carritos frente a Pinos Altos… la Gallega tenía unos panes con croqueta, y unos refrescos Toki que me mataron el hambre muchas veces.

SC: ¡Si fuera a ti solo! Yo le compraba mucho a La Gallega. Pero tableticas de maní. Era la única que las hacía y no le echaba frijoles dentro.

BL: ¿Y que me dices de los panes con jamón que vendía Papita? A 5.00 pesos también y no los había mejor por todo Cienfuegos.

SC: Que tiempos aquellos de crisis. Pero ahora te veo… con ese tabacón…

BL: Te hace daño el humo? Lo apago si quieres.

SC: No no no, no te Cohiba(s); fuma, fuma, date gusto. ¡Muchos cabos de Popular que empatamos tú y yo en la Escuela de Arte cuando yo iba a ver a mi novia. ¿No te acuerdas?

BL: Coño Siro, mi hermanito… ¡qué memoria la tuya! Cuando aquello yo estaba enamorado de Ana María. Era tan femenina ella… pero todo ha cambiado. Me fuí para la Habana. Cambié mi status… sí, estoy preocupado. Debo confesártelo. Antes con 5 pesos se resolvían tantas cosas; hoy por un cambio de dirección te piden 80.00 cuc.

SC: Pero tú con 20 000 dólares puedes cambiarte la dirección…. 2500 veces.

BL: Coño Siro… ¡tas más rápido en las matemáticas que Yusnier Viera!

SC: No tanto, algo se hace… hablando de números. ¿Cuántos números tiene ese nuevo disco que vas a hacer?

BL: Trece

SC: ¡Tomaaaaaaaaaaaaaaa!

BL: Jajaja coño mi hermano. ¡No cambias! ¡Me jodiste! Tá bien…. pero así y todo yo tengo mis 20 mil.

SC: Una broma…. que yo tengo que vivir a base de bromas si no me la arranco. ¿O crees que me basta el NTV para ser feliz? Volvamos a los números, en serio… ¡100 dólares por cabeza cobraste en el Capri! ¡Récord Guinnes! Para Cuba claro… ¿no te remuerde la conciencia? ¿no has pensado cuántos estómagos no se alimentaron ese día por culpa tuya? y luego… en vez de donar el dinero a las MTT, a la FMC, ¡lo gastaste en limousinas! ¡qué bárbaro!

BL: Coño Siro… no me lo digas así que me duele chico. Más me han venido quitando a mí, desde que nací. Ya que tú te empeñas en hablar de números, mira, yo dejé de tomar leche a los siete años.

SC: Esos números así tan fríos… mejor hablamos de otra cosa. Mira, quería proponerte un rap. Para que tú le pusieras música… ¡y un coro!

BL: Ves? Ya estamos hablando mi idioma. ¡Venga esa letra¡

SC: Dice así:

¡Yambambó, yambambé!
Repica el congo solongo,
repica el negro bien negro;
congo solongo del Songo
baila yambó sobre un pie.

Mamatomba,
serembe cuserembá.

El negro canta y se ajuma,
el negro se ajuma y canta,
el negro canta y se va.
Acuememe serembó,

yambó,
aé.

Tamba, tamba, tamba, tamba,
tamba del negro que tumba;
tumba del negro, caramba,
caramba, que el negro tumba:
¡yamba, yambó, yambambé!

BL: Ño Siro…. apretaste con ese letra. ¿No tienes otra letra? Una que tenga más…. drama, algo que tenga… algo que haga a la gente pensar. Que sea profunda… que provoque ira, pasión.

SC: Tengo esta. Mira.

Cuando me veo y toco,
yo, Juan sin Nada no más ayer,
y hoy Juan con Todo,
y hoy con todo,
vuelvo los ojos, miro,
me veo y toco
y me pregunto cómo ha podido ser.

Tengo, vamos a ver,
tengo el gusto de andar por mi país,
dueño de cuanto hay en él,
mirando bien de cerca lo que antes
no tuve ni podía tener.
Zafra puedo decir,
monte puedo decir,
ciudad puedo decir,
ejército decir,
ya míos para siempre y tuyos, nuestros,
y un ancho resplandor
de rayo, estrella, flor.

BL: ¿Esa letra la inventaste tú? Porque está un poco… rara… onírica. Como si perteneciera al pasado. Eso Siro, ¡no tiene sentido! ¡Eres muy mal escritor musical! Vaya, quizás no seas tan malo, pero como yo llevo tanto tiempo colaborando con el mejor bolígrafo de la república, ya cualquier cosa que veo escrita me parece mal. Incluso los textos de Padura me parecen una porquería. No sé que esperan para darle al Insurrecto un Premio David.

SC: Coño compadre,… ¡y con la esperanza que yo tenía de salir de la pobreza igual que saliste tú, El Chacal, El Micha y tantos otros! Este periodismo no da nada… solo malestares, y ahora que yo pensaba colaborar en algún blog digital, la cosa se puso en candela. ¡Ayúdame mi hermano! ¿Qué tengo que hacer para salir adelante? ¿No crees que yo tenga talento?

BL: Tenías que haber estudiado medicina Siro. O ingeniería en informática… algo, ¡no sé! ¡A mi no me preguntes! ¡Qué coños sé yo de eso! Si yo todavía sufro… ver esa gente por la calle, con pitusas Zingaro, y que yo no he podido abrir aún mi propia linea de vestir. Yo, que visto tan elegante. Coño Siro, yo te mando a buscar y tú te me apareces con cada boberías….

Anuncios

5 comentarios en “Baby Lores: “Siro, que digan lo que quieran: Tengo a Elegguá tatuado en mi brazo”

  1. Diossssssssssssssssss!!!!! cómo coño se te ocurre todo eso Siro?? jajajajajjaj, pero creo que en verdad la entrevista debe estar muy cerquita de la realidad… no creo que sepa quién es Nicolás Guillén. y sabe quién es Padura???? le sonará o pensará que es un rumbero…. jajjajajajaajajja

    Me gusta

  2. Esta entrevista lo más genial que tiene es que usa las palabras exactas que usó en su entrevista en OnCuba…que tipo más imbécil el Lores este y él que parecía menos estúpido, pero no escapa…a lo mejor es por su inestabilidad económica……..no tiene precio lo de las limosinas y lo de decirle a Guillén reguetonero

    Me gusta

  3. Socio me vacilaste, después de eso de excelsa figura esperaba otra cosa. Que bien, podrás no tener para vivir decentemente, tengo una hija periodista en Cuba y te entiendo, pero eres un profesional. No me refiero al título, sino al valor real que expresa ese término. Me has alegrado el mal sabor que me dejó la entrevista que parodias, más que mal sabor fue un golpe. aquella entrevista a este reggaetonero me dejó pensando en médicos, periodistas, ingenieros, maestros. Cómo poder oir esas barbaridades y saber que alguien anda por ahí así tan despistado de la vida, tan vacío. Porque coño, cualquier profesional con 20 mil dólares alcanza la seguridad suya y de la familia para toda su vida. Bueno, no digo más, solo darte las gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s