Iroel Sánchez: “Teníamos un plan magistral para desarticular “Periodismo de Barrio”.

iroelVerlo nuevamente me produjo esa mezcla rara de sentimientos que se experimenta a veces cuando uno reencuentra a alguien que no ve hace rato. Porque –y esto lo hemos vivido mucho con quienes han emigrado– “la gente” una vez que triunfa suele olvidarse de sus orígenes. Confieso que temía que él no recordara ninguna de las muchas veces que fuimos a dar golpes en la puerta de la iglesia que está en el parque de El Vaquerito. ¡Qué placer interrumpir aquellas misas! El Iro era una fiera en eso (debo reconocerlo). Mi padre no me dejaba deambular mucho fuera de mi reparto. Es más, a duras penas podía llegarme por los alrededores de la Terminal de Ómnibus, pero El Iro sí que dejó su impronta por esa iglesia que mencionaba, y por otras. Recuerdo específicamente una, que está cerca del antiguo VIVAC, a la cual dijo “le rompería sus columnas una a una”.

¡Esto se cae algún día!, dijo, y alguien que nos oyó nos echó pa´lante y tuvimos que mandarnos a correr. Evidentemente sus palabras se malinterpretaron. Desde ese día se juró que sería él quien interpretaría las acciones y las palabras de los demás.

Siro Cuartel: ¡Cuántos recuerdos, Iro! La niñez… ¡nunca debiste dejar esa etapa! Luego dejé de verte, cuando te fuiste para la CUJAE.

Iroel Sánchez: Así es, era una carrera corta. Apenas cuatro años. ¡Mi socio, cará! Sabes que nunca pude recuperarme del trauma de no poder entrar a la Escuela Vocacional. Cada vez que veía a mi amiga Aliuska vestida de azulito era como llevarme al cadalso.

SC: Qué pena… ¿y por qué no pudiste entrar  a la ESVOC?

IS: Tenía muy bajas notas. Además, mi carácter (recuérdalo) era algo violento.

SC: Recuerdo que te decían El Rey del Yiti. El Iro… ¡el terror de los maricones!

IS: ¡Qué tiempos aquellos! Debo decirte con absoluta franqueza que mis padres no me dejaron becarme en esa época con una clarividencia enorme. Hubiera terminado sabe Dios en qué prisión.

SC: No entraste por tus bajas notas. Es que no eras muy inteligente. Tus notas no te lo permitieron.

IS: Siro, fue duro, muy duro para mí no poder entrar a la ESVOC Ernesto Guevara. Ahí solo entraban los selectos. Entonces me hice el firme propósito de entrar un día a un club más selecto aún. Y entré al Comité Central.

SC: ¡Wow! ¡Qué orgulloso estoy de ti!

IS: Gracias… mira, ¿de qué les sirvió a otros entrar a esa escuela si luego reventaron como Cafunga? ¿Al Otto Rivero? ¿A Humberto Rodríguez? El único que más o menos hizo algo con su vida después que salió de ahí fue Francisco Gattorno. ¡Y no te cuento las que pasó en el ISA! Pasó más hambre que Carlos Otero. A ,mi las becas nunca se me dieron, En secundaria me bequé 15 días y no aguanté. Es la verdad. ¿Pero has venido a recordarme esos momentos amargos de mi niñez?

SC: No, para nada, venía a hablarte de un suceso bastante actual, pero antes de entrar en materia, me gustaría preguntarte, ¿qué opinión te merece lo último que dijo Paquito?

IS: A ver, compadre, ¿qué fue lo último que dijo ese… “compañero”?

SC: Dice que todos tenemos que salir del clóset. 

IS: ¿¡Cóoooomo!? Naaaaaa, ¡repíteme eso! ¿Qué yo tengo un maricón dentro?

SC: No chico, déjame terminar… ¡no empieces que te conozco! ¡Nunca dejas terminar a los demás! Más bien lo que dijo es que “todos” tenemos un clóset del cual salir… vaya, como que cada uno tiene cosas de las cuales les cuesta desprenderse, más bien reconocer… algo así. ¿Tú tienes que salir del clóset, Iroel?

IS: Tú sabes que yo soy macho remacho… mira, a Paquito lo hemos dejado correr mucho. Yo creo que él se ha tomado muy en serio que es tocayo de Bergoglio, y él no sabe que le corto las alas facilito facilito. ¡Zas! (toma una tijera en sus manos) y se jodió Paquito. ¡Un tipo que se crió con nosotros en el barrio compadre…! ¡Rata de dos patas!

SC: Bueno, ya que mencionaste la palabra “BARRIO” hablemos de lo que me trajo aquí. El Iro, ¿qué opinión te merece Periodismo de Barrio?

IS: Ese ha sido uno de los proyectos más cabrones a los cuales me he enfrentado. Y… mira, ¡eso no debió llegar tan lejos! Si ha llegado, si han llegado hasta aquí las cosas, es por la absoluta falta de competencia de la gente del G-2. Si hay algo que tengo que reprocharle a Raúl Castro es esto: el G-2 actual es una mona. Mira el caso de Payá; se pusieron a jugar al Fast & Furious con un gilipollas que tenía la pata caliente, y el carné de conducir suspendido. Lamentable resultado… y ahora dicen que es culpa de ellos. ¡En época del Comandante no pasaban esas cosas! ¡La eficacia era absoluta!

SC: ¿Y qué pasó con el G-2?

IS: Se han relajado, le han dejado todo a la tecnología. Tanta instaladera de camaritas para ver y grabar a las Damas de Blanco detrás de una mata les ha apartado del trabajo de campo. Hablo del trabajo operativo.

Resulta ser que nosotros ideamos un plan magistral para desarticular “Periodismo de Barrio” desde el mismísimo comienzo. Al menos conocer bien “todos los detalles” y no tener que estar especulando. Mi plan era magistral, pero los del G-2…

SC: ¡Cuéntame!

IS: Me reuní en la Casa Balear con la líder de ese proyecto y con Yudivián Almeida. ¡El pobre vino desde Marianao! Cada uno llegó con su laptop. Entonces tendría que venir un agente disfrazado de fumigador de mosquitos con la bazooka, y decir que teníamos que salir. Ahí aprovecharíamos y le robaríamos la laptop a Elaine, donde ella, evidentemente, guardaba toda la información.

SC: ¿Y qué pasó?

IS: La compañera de la lucha contra vectores que nos suministraría la bazooka no fue a trabajar ese día. Y para sacar a Elaine teníamos que fumigar.

SC: ¿Y qué hicieron? ¿Cómo fumigaron?

IS: Yo me tiré un peo.

SC: ¡Alabao sea El Santísimo! ¡Yo conozco esos peos! ¡Que a ti cuando se te atraviesa un peo…! ¿Y qué pasó? ¿Salieron Elaine y Yudivián?

IS: ¡Cómo no van a salir si aquello no había quien se lo espantara! ¡Ni yo mismo que me lo tiré pude soportarlo! Fue tan fuerte, que el agente –llamémosle ladrón– se confundió de computadora ¡y se robó la de Yudivián, compadre! ¡Se nos jodió el plan! Por eso es que te digo que hemos tenido que soportar todo lo que ha venido después. Ahora no sabemos de dónde saca el dinero para sus frecuentes viajes al extranjero Tú que lo sabes todo… dime, ¿de dónde lo saca? ¡Porque aquí nadie regala nada! ¡Ni un Gogó da tanto! Y viajes transcontinentales y todo… Mira ese último donde se llevó a diez pa´ Alemania. ¡Diez burgueses vividores!

SC: ¿Bitte?

IS: ¡Claro que lo vi! ¿No ves que te estoy hablando de eso? Para ver de qué iba la cosa mandé a mi agente Cruz 1. Justo Cruz. Pero la cosa salió mal. El alemán de Justo aún no está muy bueno… nicht sehr gut. Parece que confundió algunos términos ahí, y se exaltó, vaya, perdió la perspectiva de la misión. ¡No sé quién me habrá mandado a mí a contratar los servicios de un tipo que le gusta el ron y el tabaco! O se le fue la mano con el Havana Club o fumó mucho. ¡Todo se fue a bolina! Era el momento ideal para joderlos. Andaban perdiditos… incluso, ¡sin traductor de alemán!

SC: ¿Y cómo se comunicaban?

IS: En inglés.

SC: ¿Y Elaine traducía?

IS: ¡Qué va! ¡Peor! ¡Michel Contreras!

SC: ¡Alabao sea El Santísimo! ¡El héroe de Winnipeg!

IS: ¡Y dilo! Oye Siro, a la gente hay que aclararle estas cosas… ¿Por qué crees que no lo dejamos ir este año? No sé cómo Cuba no ocupó el 1er lugar en esos Panamericanos del 99 con las traducciones de ese hombre. ¡Modesto Agüero más nunca ha recuperado las libras que perdió por culpa de Michel y su inglés! La gente se cree que leyendo un poco de Grandes Ligas y pronunciando bien el nombre de dos o tres peloteros ya saben comunicarse en un restaurante.  En fin, así andaban estos ahora por Alemania: descarriados. Viajando como si estuvieran en La Habana. Arriesgando sus vidas en la calle, sin la protección que nosotros solemos brindar a quienes van por la canalita. Suerte tuvieron que la Negra Cubana  hizo un hueco en su agenda y los acompañó par de días porque estaban a base de pan con mantequilla. La Negra sí habla buen alemán.

SC: ¿Y qué tiene de malo Alemania?

IS: ¡Una m… esa Alemania! ¿Tú sabes lo que es que un parlamentario de casi 70 años tiene que moverse en bicicleta Forever? ¡Un viejo en bicicleta! ¡Habrase visto! Pero además, ¿quién ha visto un parlamentario tan viejo?

SC: Jajaja. ¡Qué bueno te quedó eso! Pasemos a otra pregunta. ¿Quién los invitó?

IS: ¡Qué importa eso, Siro! ¡La verdad que tú haces cada preguntas! ¡TAZ de madre! ¿No entiendes que todo se hizo por detrás? Sin consultarse… mira, léete el artículo que escribió Rafael Cruz, mi agente Cruz 2. O este otro que escribió Luis Ernesto Ruiz. Vaya, fíjate que te estoy mandando a leer otra gente pa que después no digas que soy autosuficiente y egocéntrico, pero para ser sinceros ¡mi artículo es el que está toletú de verdad! ¡Metí pescao!

SC: Yo me leí hoy el que escribió María Antonieta Colunga, la joven periodista que…

IS: Siro, Siro… desde que te conozco te gusta leer autores con nombres rimbombantes. ¿Quién ha visto que hoy en día una muchacha joven tenga ese nombre? ¿Se puede confiar en lo que escribe alguien que tenga un nombre tan afrancesado? Si se llamara Yunisleydi, Yadira… pero ¿María Antonieta? No olvides que por Francia empezó toda esta jodedera de las revoluciones. ¡Déjate de andar por las nubes!

SC: A mí me parece, El Iro, que fue bastante esclarecedor lo que dijo. Fue un alivio. Al menos no me dejó con dudas; vaya, mira, según oí decir, los textos esos que tú me recomiendas, más bien están un poco subjetivos… utópicos… muchos detalles sueltos. ¿¡Cuestionando quién los invitó a comer!? El Iro, compadre, ¿tú crees que yo voy a decirle que NO a un bistec de carne de res? ¿O que voy a estarle preguntando a quien me invite a desayunar como Dios manda a qué partido político pertenece? ¿Se puede pensar que si un tipo de derecha te invita a un café a un Starbucks estás siendo pagado por el “enemigo”? No jodas… ¡jama es jama! Pa no hablar de la fibra.

IS: Esa gente ya ha sido penetrada, Siro. Probablemente Paquito tenga razón… ¡qué rápido salieron del clóset! ¡Pobre Paquito, seguro le hubiera gustado ir a Alemania!

Mira, te confieso algo: yo también leí lo que escribió esa muchacha. Lo hice por curiosidad, porque como nadie había protestado… entonces la leí; ¿y sabes qué me molestó? La parte donde confiesa que “ciegamente sigue a su líder” (o sea, a Elaine).

SC: ¡Qué romántico eso! ¡Me gustó! Es tan… ¡cubano! Tan propio de nuestra historia reciente. Me recuerda a los doce apóstoles, quiero decir, a las doce almas con siete escopetas.

IS: Pero esto apenas comienza… ¡no saben lo que les espera!  El Comité de Base Nro. 4 de la UCI apenas ha comenzado a funcionar. ¡Ya las orientaciones están dadas! Cada militante tendrá que escribir 2 artículos por semana en contra de Periodismo de Barrio. Lo que sea, como quede. No importa que no sepan escribir o que dejen detalles sin confirmar; en Cubainformación o en Cubasí tenemos espacio para eso. Además, tendrán que postear alrededor de 20 comentarios per cápita, ¡claro, con nombres falsos y divulgarlos en Facebook con nombres falsos también!

SC: Iro, compadre… eso de los perfiles falsos y los nombres falsos en Facebook es una plaga. Es peor que una ladilla en verano. Vaya no es como tú, que te llamas Iroel y te pusiste El Iro. ¿Te imaginas si te llamaras Anoceto?

IS: Así mismo es… ¡gente hija de puta que se escuda en nombres que no son verdad! Mira, Siro, yo lo que sé es que si nos hubiéramos robado la laptop correcta esto no hubiera pasado. ¿Pero qué se puede esperar de un órgano que lleva meses dicen que buscando quién anda burlándose de toda figura pública en Cuba? No recuerdo su nombre ahora, pero si lo cogen…

Anuncios

8 comentarios en “Iroel Sánchez: “Teníamos un plan magistral para desarticular “Periodismo de Barrio”.

  1. Jejeje que bien te quedó. Persona más prepotente, oportunista y estúpida no he conocido en cuba. Toda la m…… que le gusta escribir en su blog es para mantener su enlace ADSL de 128 kb que le da el Consejo de Estado. Debe estar como un perro rabioso soltando espuma por la boca.

    Me gusta

  2. #Nuevo en la plaza dice…

    “No recuerdo su nombre ahora, pero si lo cojen…” coger, crujir…. Ay, ay, si te cogen te crujen… 😆 (hay más faltas de hortografía, lamentablemente… 😥

    No sé cómo le sentará al entrevistado el estupendo trabajo periodístico pero la parte de mala leche que incluye ofensa personal, anula la poca o mucha gracia del trabajito….

    Como soy comentarista empedernido de LJC, he buscado algo que escribí hace meses y es esto: ”
    Muy divertido leer esto, de otro bloguero cubano bastante curioso que dice que “el chama me cae bien”

    No me extrañaría mucho que no fuera coña marinera eso de “me cae bien” porque torres más altas han caído…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s