Bertha Soler: “Michelle me dio 3 pomos de Shampoo Pantene, 2 de acondicionador, un tinte L´oreal y una plancha pa estirarme el pelo. Yo tengo brillo, pero me falta solidez. “

361_berta-solerA veces un hecho fortuito, un hecho que no significaría nada, 50 años atrás puede abrirte las puertas.

Mi abuela Cuca, cuidó durante mucho tiempo a Ángel Moya, apenas este nació. Ángel Moya es el actual esposo de Bertha Soler, Presidenta del Grupo “Damas de Blanco”, alguien a quien desde hace rato la agencia DDR – para la cual me encuentro trabajando – me pidió la entrevistara.

Gracias a mi abuela Cuca y la gestión que Ángel, a quien no conozco personalmente, hizo, Bertha Soler accedió a esta entrevista. El tema principal era conversar acerca de los recientes sucesos acaecidos en la capital, donde un grupo bastante numeroso de sus seguidoras protagonizó un mitin de protesta a una de las fundadoras de ese grupo, Alejandrina García de la Riva.

El acto ha desencadenado muchos comentarios en los principales diarios noticiosos del mundo entero. Hace apenas unos días, un grupo de Damas de Blanco en el exilio, pidió la renuncia inmediata de Bertha Soler.

Siro: Bertha, hablemos primero de este grupo que exige tu renuncia.

Bertha: Gracias por permitirme expresarme en este ámbito tan ortodoxo… te he traído hasta aquí, hasta el Parque de Almendares porque no quiero que te busques un problema por mi culpa. Mi esposo adora a tu abuela… en fin, esas miembros (sic), no tienen ningún derecho a exigir mi renuncia. Ya lo dije al Nuevo Herald. Ellas viven fuera, no tienen moral ni prestigio para exigir mi renuncia. Ya ellas viven fuera de Cuba.

Siro: ¿Tienen derecho al voto ellas?

Bertha: ¿Voto? ¿A botarme? Yo soy fundadora de este grupo junto a Laura Pollán. Nunca se habló de votaciones… yo seguiré en la Presidencia.

berthaSiro: ¿No temes ser acusada de dictadora?

Bertha: Ellas viven fuera te repito… no tienen ningún derecho a inmiscuirse en los asuntos de Cuba, de nosotras.

Siro: Figuras como Marco Rubio, que incluso, se sabe, no nació en Cuba, sino en Miami, Fl, exigen a menudo cambios para Cuba, la dimisión del régimen… él vive fuera; bajo lo que me dices anteriormente él tampoco tendría derecho a…

Bertha: Son cosas distintas. Cosas y cosas. Estamos hablando de un Senador. Y no un Senador cualquiera… a Marcos hay que escucharlo… ¡habla tan bonito! ¡Yo quisiera aprender a hablar como él!

bertha 2Siro: Bertha, recientemente hablaste en el Congreso. Dijiste cosas muy fuertes. Apoyas el embargo…

Bertha: Lo que dije, aunque no presenté pruebas, lo sostengo. Al igual que el embargo

Siro: Pero y sin embargo…

Bertha. El embargo se mueve. Está aquí, está allá… son patrañas que es un bloqueo. Yo viajo, entro, salgo. Si hubiera bloqueo no pudiera salir.

Siro: Se cuenta que este asunto, el del mitin de repudio a Alejandrina, es o una patraña desestabilizadora, o un ajuste de cuentas. ¿Qué puedes decirnos?

Bertha: Alejandrina se quedó con unos chavitos que yo le di para comprar cosas en la tienda. Me metió “finta” con el comprobante. Se apropió de un dinero que no le corresponde. Es la realidad. Además, ¿por qué tuvo que ir a comprar a una TRD? Todo el mundo sabe que los precios de las TRD son los más malos (sic) de todos.

Siro: ¿Estamos hablando de…. miles de dólares?

Bertha: No tanto… esas cifras altas las manejo yo. Alejandrina no.

Siro: Bertha, ¿todas las integrantes de la organización participan en las marchas de protesta?

Bertha: Hay un grupo de muchachas, muy importantes por cierto, que no participan en las marchas, pero que son las que se encargan de comprar el jabón, los  zapatos, el refresco TUKOLA y el pomito de agua Ciego Montero, para cada una de nosotras que somos las que caminamos y nos enfrentamos al régimen. Excepto ellas todas las demás caminamos.

Siro: Hablemos un poco de cosas personales… ¿me hablas de tu infancia?

Bertha. Asistí a la escuela. Me vacunaron como a todo niño cubano contra las enfermedades.  Que yo recuerde, lo más que sufrí fueron cortaduras en los pies por andar descalza y alguna que otra vez que cogí piojo en la escuela. No te asombres. Yo cogí piojos.  Ah, y una vez que me tomé un buche de kerosene, o luz brillante que es como se le conoce aquí en Cuba.

Berta-Soler-dama-de-blancoSiro: ¿Te envenenaste?

Bertha: Na, fue un buche nada más…. Y mira, para que tú veas, lo bien que me vino. Desde entonces tengo un brillo en el pelo, que hasta Maité Peroni – según oi decir – andaba preguntando por el brillo de mi pelo.

Siro: Se rumora que en esta ocasión, en los pasillos del Congreso, pudiste hablar con la primera dama, Michelle Obama. ¿Sobre qué temas conversaron?

Bertha: En realidad fui a pedirle un poco de productos para el cabello. ¿Has visto que bello lo tiene Michelle? Me dio 3 pomos de Shampoo Pantene, 2 de acondicionador, un tinte L´Oreal y una plancha pa estirarme el pelo.  Yo tengo brillo, pero me falta solidez. Te hablo del cabello… no confundas.

Siro: ¿Y con Sarah Palin? Con ella si hablaste de las relaciones Cuba-USA

Bertha: Esa mujer es fría y dura… tan dura que no me quiso pagar el almuerzo. Ni quiso aportar fondos para mi campaña. Apenas me dio una receta de cocina, un diccionario y un pepino.

Siro: No entiendo…

Bertha. El pepino es para cortarlo en rodajas y ponérmelas en la bolsa de los ojos. Tantos viajes y tantas lecturas de documentos en tantos lugares me tienen agotada y con ojeras. No me molesta viajar, me molesta leer. Cuando era chiquita mi madre no creó ese hábito en mí.

Siro: ¿Y el diccionario? ¿Aprenderás inglés?

Bertha: ¡Qué preguntas más tontas haces! ¡Se ve que eres periodista cubano!¡ No he aprendido bien el español y crees que voy a ponerme a aprender a hablar inglés! El diccionario es para venderlo. Cualquiera me da 20 cucs en Centro Habana por el dichoso diccionario.

Siro: ¡Pero te dio unas recetas de cocina!

Bertha: No creo que sean de mucha utilidad por acá… así que, también venderé las recetas de cocina. Pienso venderlas en Siboney, o en Miramar.

Siro: Entonces fueron visitas provechosas. Hasta cosas trajiste a Cuba para vender.

Bertha. Sí, no puedo quejarme. También me entrevisté con los C.E.O de Palmolive. Pronto recibiremos el primer envío de jabón de lavar. Ya estamos hartas del dichoso henequén Siro. A mi comadre Petrona tuvimos que ingresarla en el Frank País. Tiene artrosis de tanto lavar. Lavar tanto puede provocarte una artrosis irreparable en los huesos de la mano. El único caso que conozco que lavó y lavó y no le pasó nada en las manos es a Zuñiga.

Siro: Ahora que hablas de hospital, me enteré que un sobrino tuyo fue expulsado de un hospital, en España, porque no tenía dinero para pagar la cuenta. Se rumora que él te había pedido a ti…

Bertha: Ningún periódico ha sacado esa noticia… no sé cómo te enteraste. Pero los hechos no fueron así. Yo ni siquiera se bien lo que pasó. A mí me dijeron que fue porque él se tomaba los sueros y el alcohol de 90 de la clínica… yo supongo que en estos días, cuando lo manden de vuelta para Cuba – el pobre – podamos saber más al respecto.

bertha 3Siro: Ahora cuando vuelvas a EE.UU,  ¿piensas volver a hablar con Obama?

Bertha: ¿Hablar nuevamente? La otra vez apenas le di la mano… le dije unas cositas en inglés que me enseñaron, pero parece que no las pronuncié bien, porque el hombre me hizo poco caso. Lógico, no entendió. Al Coco le pasó igual… él estaba más molesto que yo. Cuando salimos de allí me dijo: “Bertha, este régimen de la Habana cada vez me decepciona más. Las clases de inglés en el Canal Educativo son una estafa. He perdido mi tiempo miserablemente frente al televisor.”

Siro: Eso le ha sucedido a muchos Bertha,… perder el tiempo frente a la TV en Cuba.

Bertha: Así es Siro. Lo mio era oir la radio… de siempre, de cuando teñía pelo y lo estiraba ahí en donde yo vivía. Lo mío era Radio Taíno con Miosotis Parapar. Yo soy fan a ella. Está en Miami me dijeron. Vendiendo seguros.  Hace falta que no venda los mismos seguros que Centurión, sino estamos jodios.

Siro: Bertha, pasaste el 14 de febrero en los Estados Unidos. ¿Primera vez?

Bertha: Sí, y la pasé muy bien,… era un baile de mascaradas. Hubo un intercambio de regalos y todo. A mí sinceramente… ¡que barato es el que me tocó a mí! Yo regalé un reloj Michael Kors … se lo regalé a Antúnez, que por cierto me pagó muy mal después…  pero al que le tocó hacerme el regalo a mí, me regaló una faja.  Muy barato… ni quise averiguar quién fue.

Siro: ¿Y por qué dices que Antúnez te pago mal?

Bertha: Ay niño por tu madre… me invitó a bailar. El es un gran disidente pero  ¡qué mal baila! No sabe seguir el ritmo en nada. Me dio una de pisotones que ni cuando yo bailaba en las descarguitas … pero comí bastante. Me llené. Salí llena de allí.

Siro: Bueno Bertha, algo último que quieras decir…

Bertha: Agradecerte esta oportunidad que me has dado. Reiterarte mi fe absoluta en el mantenimiento del embargo y que cuando desees entrevistarme de nuevo, sin molestias, estoy a tus servicios.

Anuncios

Un comentario en “Bertha Soler: “Michelle me dio 3 pomos de Shampoo Pantene, 2 de acondicionador, un tinte L´oreal y una plancha pa estirarme el pelo. Yo tengo brillo, pero me falta solidez. “

  1. Ni una sola pregunta ni una sola respuesta inteligente por eso es tan efectiva la disidencia cubana. El varo es lo único que los mueve. Y el bloqueo les conviene xq de que van a vivir sino.
    PD: Ni vivo en cuba ni apoyo al régimen pero tampoco le creo nada a esta gente
    Vergüenza ajena me dan

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s