Hilda Rabilero: “No volveré a confiar en las publicaciones del coco liso.”

Una publicación aparecida en el diario independiente MI COCO LISO  ha provocado la disputa, vía WEB, entre el creador del diario y la presentadora estelar cubano-americana, Hilda Rabilero.

Hilda Rabilero se ofende con Coco LisoHilda,  omitiendo una de las sacrosantas leyes del periodista (verificar al menos 3 veces las fuentes antes de dar algo por cierto) se lanzó a hablar en su muro de Facebook, de “un levantamiento masivo en Cienfuegos” – ciudad situada al sur de la isla de Cuba – guiándose por el título del artículo y por un par de fotos.

Al darse cuenta de su error, arremetió justamente contra el sitio, al que calificó de “poco serio”

Otro que le sucedió lo mismo y dio por cierta la noticia, fue el destacado periodista Fabio Bosch de la mencionada provincia, un hombre con más de 40 años en el giro y quien a pesar de haber calificado de “vendidos” a quienes divulgaron el artículo, recibió por parte del Consejo de la Administración Provincial una advertencia.

En la sanción se consigna que: “Nuestros periodistas, bajo la égida y los preceptos de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, jamás darán por ciertas noticias de dudosa procedencia, ya sean a favor o en contra de nuestro proceso revolucionario.”

comentarios

Para investigar el suceso se trasladó hacia Cienfuegos Siro Cuartel, ex colega de Fabio en la UCLV “Marta Abreus”

Fabio sentado en el portal de la casa, accedió gustoso a la entrevista, que a continuación reproducimos.

FABIO BOSCH: “YA NO SÉ QUÉ ES VERDAD Y QUÉ ES MENTIRA.”

Siro: Fabio, el documento emitido por el CAP no precisa “que noticia” es esa, por la cual fuiste sancionado. ¿Pudieras decirnos… en confianza, de qué se trata?

Fabio: Un mentecato ahí que no sé quién es, reportó “un levantamiento masivo en nuestra ciudad.”  Hablaba de cerca de 50 mil personas frente a la sede del Gobierno. .. a mí me pareció exagerada la cifra, pero vi unas fotos, reconocí a un policía que salía en una de las instantáneas y di por cierta la noticia. Lo comenté con mi colegas. Apenas lo hice se formó tremendo corre-corre.

Siro: Pero… ¿hubo algún daño?

Fabio: Sí claro. En la estampida, Digno Rodríguez, el estelar locutor deportivo, perdió la parte superior de la plancha que lleva puesta por dientes. Jorge Toledo, otro colega, perdió los pantalones.  A Osvaldo Vega le robaron la bicicleta. A Lobaina la peluca. A Maydelis le tumbaron un tinte rubio que tenía en la mano, y el tinte le embarró los zapatos a Jesús el Jefe de la emisora.  Al pobre Chicho le rompieron la única camisita de cuadros decente que le quedaba. De todo eso soy culpable yo, según el dictamen del CAP.

FabioSiro: ¿Pero fue cierto eso del levantamiento masivo?

Fabio: No Siro, no, para nada. Una broma de mal gusto. En el Latino no caben 45 mil personas y ¿tú vas a creer que en el parque de una ciudad pueden caber 50 mil?  Pero no fui el único que se lo creyó,… mi error es que estando yo tan cerca, metí la pata. Pero mira a Hilda Rabilero, esa sí que se tragó el tupe completo.

Siro: ¿Entonces no había nadie en el parque ese?

Fabio: Sí, había… protestando no sé.  Había un par de jineteros esperando a que los turistas salieran del  teatro Tomás Terry. Unas viejas dándole de comer a las palomas. Unas señoras saliendo de la Iglesia. Estudiantes de secundaria…  los vendedores tradicionales de artesanías,… la única protesta que yo vi, fue la de Cuca, una señora muy amiga mía, que decía que no-se-quien se le había colado en la cola del Polinesio.

Siro: Pero Fabio… yo no entiendo como hay gente que escribe estas barrabasadas.

Fabio: Son personas, periodistas independientes, que todos sabemos son dependientes del dinero, que escriben para complacer a ciertos periodicuchos del exilio. Como el tal José Tur Valladares, que ni sabe escribir ni un carajo, y a quien al parecer nunca le darán la Visa para ir a los Estados Unidos,… ¡y mira que lleva años hablando catibia! A eso se dedican: a difamar.

Siro: Bueno pero todo fue aclarado…

Fabio: Todo menos el pelo de Maydelis. Se tuvo que quedar con las raíces negras…

Siro: ¿Y los pantalones de Jorge? ¿Aparecieron?

Fabio: No, pero él estaba contento. Hace un poco de calor en estos días… en fin, más pena me da con Digno. No es fácil resolver una plancha de dientes hoy en día. Hay mucha escasez de materiales. El bloqueo, tú sabes. Yo hablé con Clotilde, la Decana de la facultad de Estomatología a ver si ayudaba al pobre en ese sentido.

Siro: Boberías…

Fabio: No,… me quitaron el Triángulo de la Confianza. Mi programa estelar. Dicen que no soy confiable.

Siro: Una pena….

Fabio: Más bien un alivio.  Un programa como ese… tú no sabes ni cuando vas a quedar bien.  No sabes que vas a decir, sin temor a equivocarte. Y ya yo me equivoqué con Pito. Pensé que había sido Peter con Pito, pero no… fui yo; aunque rectifiqué.

Siro: ¿Hilda Rabilero también rectificó?

Fabio: Parece que sí… lo que sí sé es que estaba bien cabrona con el sitio digital ese MI COCO LISO. Ella que tiene internet a full, guiándose por sitios digitales de dudoso proceder. En mi caso, que el internet es limitado se entiende en parte…. Pero de cada experiencia negativa se saca una enseñanza.  La sanción no me duele. Me duele la pifia. Me duele seguir creyendo en mentiras a pesar de mis 40 años en el oficio. Tengo un pueblo allá afuera  esperando por mis noticias y en este mundo digitalizado y lleno de blogs, yo ya no sé que es verdad y que es mentira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s