Se recupera doctor cubano que contrajo Ébola

Siro Cuartel echa a funcionar su grabadora.
Siro Cuartel echa a funcionar su grabadora.

Al final lo que muchos temían sucedió. Enfermó de Ébola el primer cooperante cubano en África, pero por suerte ya se está recuperando. Está claro que la noticia se mantendría en bajo perfil periodístico, eso a pesar de que el tema, es carne de cañón para la prensa no oficialista, que ha tenido entre sus prioridades, dar otra versión de la medicina cubana, y no reconocer – como incluso ha hecho el propio Secretario de Estado Norteamericano John Kerry – el inestimable valor y entrega de los médicos cubanos en la batalla contra el virus del Ébola.

Jacinto Urdanivia, médico cubano intensivista, natural de Palo Seco, de 28 años de edad, se encuentra fuera de peligro, y hasta Liberia fue enviado Siro Cuartel  a cubrir la noticia. Siro, periodista por encargo de muchas agencias de prensa, no dudó, como buen cubano en dar el paso al frente en tan arriesgada misión.

Jacinto, cuéntanos…  ¿cómo te sientes? No pareces un cubano enfermo…

Me siento bien Siro… gracias, me siento bien. A pesar de la escafandra esa que llevas puesta te he reconocido. Deja que yo le cuente al viejo que te conocí. Allá en  Palo Seco, de donde soy oriundo, no nos perdemos ni uno solo de tus reportajes. El Viejo mío es fan tuyo…

¿Y allá arriba se coge la señal?

Antes no la cogíamos, pero mi primo Leugenaro, más conocido en el batey por “Chiva Tuerta” puso par de bandejas de comedor encima de la placa del policlínico y como aislantes usó unos bombillos ahorradores, y quiero decirte que cogemos hasta TeleMartí. Sí, claro que te vemos. Cuando te dejan ver, claro, últimamente andas muy centrado en el deporte. Me alegra mucho.

Jacinto, ¿cómo contrajiste el virus?

Me descuidé Siro, … me puse a jugar dominó con unos nativos de aquí de esta zona, y de pronto sacaron un vasito plástico y me dijeron: Doctor, dáte un cuartazo… y me lo dí, negue, me lo dí… mala mia.

¿Y cómo fueron los primeros síntomas?

Ufff, mucha diarrea, dolor de cabeza, fiebre…. Pero eso solo me duró de 24 a 48 horas… no más que eso. Mi organismo le dijo al virus ¿Ébola…. é bola?

¿Tan rápido te curaste?

Sí, … nadie se lo explica, pero la verdad es que yo tengo unos glóbulos blancos del carajo… y unos anticuerpos…  no yo, cualquier cubano. A cualquier cubano que le entre esta cosa, yo te garantizo que le damos un KO contundente.  ¿A qué no está acostumbrado mi estómago? Yo he comido preservativos como si fuera queso.  Colcha de trapear como si fuera bistec de puerco. Cascara de plátano fongo como si fuera bistec de res. Cerelac como si fuera leche y soya como si fuera picadillo de carne. Si se tiran quedan.

Pero  ¿y si entra … digamos, por otra parte del cuerpo?

Por donde sea Siro… aquí no hay miedo. Nosotros a pesar de vivir en el culo de mundo ahí en Palo Seco, hemos sido vacunados contra todo. Poliomelitis, varicela, rubiola, sarampión, meningitis, hepatitis. Encima de eso… los anticuerpos Siro. Nosotros no estamos en ná, ¿fatiga? Ya estamos acostumbrados. ¿Diarrea? También. ¿Dolor en los huesos? Nosotros estamos acostumbrados al dolor en el alma que es peor. ¿Fiebre? Cocimiento de romerillo.

¿Romerillo pa la fiebre?

El cocimiento de romerillo es bueno hasta pa matar el hambre…. Cualquier cocimiento… ¡como matamos el hambre ahí en Palo Seco con romerillo! ¿Qué diarrea va a asustar a un habanero, que toma agua a diario del acueducto de Albear?  No me chives Siro… aquí el parásito que entre se funde. No hay material genético pa trabajar. Se pierde. Eso sí, y yo lo he advertido. ¡hay que suspender la guara! Ese besuqueo… Eusebio Leal no enfermaría aquí… pero no me traigan a Amaury Pérez. Recuerden que el Ébola se trasmite por los fluidos del cuerpo.

Entonces, ¿pudiéramos pensar que donarás plasma para curar a los enfermos?

¿Qué qué? Siro, a mí el que no me venga con un bocadito de jamón y un pomo de yogurt del bueno, no soyurt ni nada de eso, no coge ni un mililitro de mi sangre. Aquí el único que va a coger un plasma voy a ser yo. Ya el Panda me tiene obstinao… ¿por qué crees que vine?

Por solidaridad… por amor a la medicina

Pa eso me hubiera quedado en Palo Seco Siro… allí más solidario no se puede ser. Sobre todo con las esposas de los trabajadores agrícolas. Yo vine porque es el modo más rápido que encontré para cambiar el TV. Para verte mejor Siro, para verte mejor. El Panda de mi casa está canibaleado. Le pusieron un chip para na má ver 5 canales.  Nada más que podemos ver 5…

Y alguno de esos muchos médicos africanos que graduamos en Cuba… ¿lo has visto por aquí?

No me hagas reír Siro, que aun me duele la barriga. Mira que tú eres zonzo. Están en Inglaterra todos… todos están allá. Pobres. Trabajando pal inglés.

También se dice que el salario es alto, que la OMS les va a dar…

A nosotros no nos dijeron nada de eso, pero lo que me den lo cojo. Ya estaba obstinado de los 650 pesos moneda nacional en el policlínico ese.

Volverán entonces a Cuba con la frente en alto… ¿no?

Suponemos que sí, Siro, si no, con los pies por delante pero volveremos. Claro que sí. “Volver, …” Aquí no me quedo. Aquí no hay TV Siro… no puedo ver la pelota. Ninguna pelota se puede ver aquí. La cosa está dura Siro. Más dura que en la beca de Ciencias Médicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s